10 Consejos bíblicos sobre cómo criar a sus hijos

criar-hijos

Es notorio el deseo de cada madre y padre de querer darles lo mejor a sus hijos. Muchos posponen su llegada exactamente porque quieren trabajar duro antes y poder suplir todas las necesidades materiales del niño.

Pero lo que muchos padres ignoran es que las condiciones materiales son necesarias, pero lo que es realmente esencial para los hijos es la construcción del carácter y de la personalidad. A los padres les fue dada por Dios una autoridad para instituir desde temprano a sus hijos en los caminos que deben andar (Proverbios 22:6). Ese es el secreto para una crianza exitosa.

La Biblia está repleta de consejos para los padres, pero separamos 10 que con seguridad harán una enorme diferencia en la vida de los hijos. Lea:

1: Cuide de su propia comunión con Dios

Los hijos son grandes espectadores de los padres. Usted puede decir lo que quiera, pero, al final, es lo que los padres hacen lo que cuenta. Timoteo, discípulo del apóstol Pablo y una importante figura en la divulgación del Evangelio, tenía una fe que era fruto de lo que existía en su madre, y que él observaba.

Pablo menciona eso en una de sus cartas dirigidas hacia él: “… Porque tengo presente la fe sincera que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.” 2 Timoteo 1:5

Ninguno de los consejos de abajo tendrán éxito si sus hijos no lo ven practicando aquello que enseña.

2: No tenga miedo de disciplinarlos

El que escatima la vara odia a su hijo, mas el que lo ama lo disciplina con diligencia.” Proverbios 13:24

Cuando la Biblia menciona a la vara y a la disciplina, bajo ninguna circunstancia está hablando de tortura, pero sí en mostrarle a su hijo las consecuencias de las malas actitudes.

3: Enséñele la libertad con responsabilidad

“Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.” Proverbios 29:15

Con miedo de parecer anticuados, crueles o incluso por haber tenido una educación opresora, muchos padres dejan que sus hijos hagan lo que mejor les parece. Pero ¿Qué discernimiento tiene un niño para saber lo que es mejor para él?

4: Aproveche todas las oportunidades para enséñales a sus hijos el amor de Dios

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.” Deuteronomio 6:6,7

Hablar del amor de Dios no debe restringirse tan solo a los cultos en la iglesia, pero todos los momentos que estuviesen con sus hijos deben ser la materialización del amor y de la protección de Dios.

5: No sea incoherente con ellos:

“Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.” Colosenses 3:21

La incoherencia es una muestra de injusticia. Si usted dice una cosa y hace otra, su hijo no va a querer aceptarlo. Es a partir de esa irritación que muchos hijos se rebelan contra sus propios padres.

6: El valor de la obediencia

“He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Señor vuestro Dios, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos del Señor vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido.” Deuteronomio 11:26-28

Los hijos que logran obedecer a sus padres, a quienes ven, tienen una gran probabilidad que también obedezcan al Dios verdadero. Si sus hijos ven que usted obedece a Dios y saben las consecuencias positivas de eso, ellos también tendrán placer en obedecerlo.

7: Enséñeles a hacer buenas elecciones

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”

Sus hijos necesitan entender que toda acción genera una reacción. Y que una manera de hacer buenas elecciones en la vida es pensando en las consecuencias de ellas.

8: Sea un entrenador, pero también el mayor alentador de su hijo

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9

Nada tiene mayor peso que las palabras de los padres. ¿Cuántos no son los niños con un gran potencial que simplemente no creen en eso porque sus padres insisten en siempre resaltar sus debilidades y fragilidades? Grandes hombres y mujeres fueron forjados con el incentivo de los padres aún en las condiciones desfavorables. Por eso, tenga cuidado con lo que le dice a su hijo.

9: La fe para vencer y permanecer

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Hebreo 11:6

Enséñeles a usar la fe para superar las dificultades. Muchos recurren a los medios naturales delante de los problemas, siendo que poseen un arma poderosa, que es la fe. Es necesario usar la fe en todo momento, en cualquier circunstancia. Enseñarles a usarla, es la mayor enseñanza que un padre puede pasarle a su hijo.

10: El temor a Dios

“El temor del Señor es el principio de la sabiduría.” Proverbios 9:10

Nadie logra ser fiel a Dios si no Le teme, eso no significa vivir aterrorizado con miedo por lo que Él le pueda hacer, pero sí respetar y reverenciar quien es Él. Ese es el secreto para que sus hijos crezcan teniendo intimidad con Dios y no teniéndolo como un Dios distante.

Pero recuerde: usted solo podrá transmitir a sus hijos aquello que posee. Por eso participe los domingos en las reuniones que se realizan a las 7 y 9:30 am. En Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto, o en una Universal cercana a su domicilio. Usted aprenderá más sobre cómo guiar a sus hijos según la Palabra de Dios. Vea las direcciones ingresando aquí.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *