10 Tipos de hombres con quien una mujer cristiana no debe casarse

no-casarse

“¿Estás de novia… ya te casaste?” La pregunta suena más que familiar a los oídos de los solteros, ya es una costumbre. Usted mira hacia algún lugar y ve una pareja. Entonces, usted ingresa al Facebook con la intención de distraerse y tiene la impresión de que todos sus amigos decidieron postear declaraciones de amor y fotos románticas al mismo tiempo. Es difícil no tener la sensación de que el mundo gira en contra de los solteros.

Y no tan solo las mujeres sufren presión por parte de los amigos y de la familia, los hombres tampoco se escapan. Sin embargo, en medio de todo eso, es necesario tener los pies firmes en el suelo para no caer en la tentación de involucrase con el primer hombre que se le aparezca, siendo él, el “indicado” o no. Al final, usted mujer, no quiere tan solo cambiar su estatus en la red social, ¿no es verdad?

El periodista y escritor norteamericano J.Lee Grady nombró 10 tipos principales de “hombres incorrectos” con quien, probablemente, una mujer cristiana no quiere casarse.
Vea cuáles son:

Lea también: 8 tipos de mujer con quien un hombre cristiano no debe casarse.

1° El incrédulo

Él puede decir que “acepta bien” el hecho de que usted sea convertida y rechace el sexo antes del matrimonio, pero esos no son los principales motivos que usted debe tener en cuenta al analizar el perfil de su futuro marido. “¿Y si él viene a la iglesia conmigo a veces?” Haga un autoanálisis y reflexione si sus cambios más significativos suceden cuando usted era tan solo una simple frecuentadora de la iglesia o cuando usted se entregó, de hecho y de verdad, al Señor Jesús. La respuesta va a confirmarle lo que, en el fondo, ya sabe.

2° El mentiroso

Si usted percibe que él tiene la costumbre de omitir ciertas cosas y está siempre eliminando el historial, email, mensajes y todo mientras sea algún tipo de “rastro”, esté atenta para no sufrir ninguna decepción. Si él miente sobre el pasado, por “menor” que sea la mentira, reflexione si él es una persona confiable o no. Recuerde que la confianza es la base de un matrimonio feliz.

3° El playboy

Él puede tener una buena conversación, ser lindo e inteligente mientras se están conociendo, pero tenga mucha cautela hasta conocerlo bien. Hay muchos hombres dentro de la iglesia que tienen la apariencia de vivir en la pureza sexual, pero, en realidad, son galanes, siempre “conquistando corazones” por donde pasan. Si usted se casa con un hombre que estaba durmiendo con otras mujeres por allí antes de casarse, seguramente él hará lo mismo después del matrimonio.

4° El irresponsable

Responsabilidad y conciencia con el dinero no está en el diccionario de muchos hombres. Algunos tienen el hábito de pedir prestado todo el tiempo (y no pagar), o vivir en una deuda sin fin. Aún los que vinieron de otros relaciones con hijos y que no le brindan ningún tipo de apoyo emocional o financiero a la familia anterior. Si él es capaz de hacer eso con quien tiene lazos más fuertes, ¿por qué no lo haría con usted, que ahora entro en su vida?

5° El adicto

Él puede definirse “cristiano” y aún no haberse liberado de los vicios, sea del alcohol, drogas, juegos, pornografía, etc. Aprenda a detectar cualquier señal antes de buscar ayuda espiritual y profesional, si es necesario. Si él se reúsa, no dé ningún paso en la relación hasta ver el progreso y eventualmente, la cura. Al final, usted no quiere descubrir nada de eso después de la luna de miel, ¿no es verdad?

6° El oportunista

No espere a casarse para darse cuenta de que su novio no progresa en ningún empleo o siempre “inventa” que está trabajando “por cuenta propia”. Lo curioso es que todo lo que él elije para seguir sale mal. Algunos hombres son oportunistas y nunca se disponen cuando el tema es el dinero, sea para pagar una cuenta en un restaurante o para un proyecto.

El apóstol Pablo dijo a los tesalonicenses: “Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma.” (2 Tesalonicenses 3:10). La misma regla se aplica: si un hombre no quiere trabajar, no merece casarse con usted.

7° El celoso

Para algunas mujeres, por lo menos un poquito de celos demuestra realmente que le importa a la pareja. El problema es cuando no existe equilibrio y el muchacho pasa a controlar cada paso, llamada, mensaje, email de la novia y, en algunos casos, comienza a ponerla en contra de la familia. Si hay confianza y respeto en la relación, el celo no debe llegar a ese punto. Si su novio le hace constantes amenazas, analice si es eso lo que quiere para el resto de su vida.

8° El ignorante

Si el joven con quien usted está de novia no demuestra tener dominio propio y “explota” fácilmente, sea con usted o con otros, piense racionalmente. Él tiene un problema y, si ustedes se casan, usted tendrá que andar por ese campo minado todos los días, evitando desencadenar en otra explosión. Los hombres agresivos lastiman a las mujeres, verbal o físicamente. Busque a un hombre que sea gentil.

9° El “aniñado”

Un estudio británico reveló que los hombres maduran a los 43 años y las mujeres a los 32. Además de eso, 46% de las mujeres ya se sintieron madres de sus parejas. Algunos hombres se detuvieron el tiempo y son súper dependientes de los padres, incluso superando los 30 años, no teniendo muchas o ninguna responsabilidad en casa. O entonces, nunca se arriesgan e una carrera profesional. No se relacione con alguien que tenga menos madurez que usted.

10° El arrogante

Si su novio aparenta ser “súper espiritual”, pero en el fondo es aquel tipo de persona que vive despreciándola, hace comentarios desagradables sobre mujeres o menosprecia sus habilidades, ¿usted realmente cree que él la valorará después del matrimonio? Algunos hombres dejan que los títulos hablen más alto y se vuelven arrogantes dentro y fuera de la iglesia. Retroceda mientras haya tiempo.

¿Valdrá la pena esperar?

No existen hombres o mujeres perfectos, pero están aquellas personas que reconocen que necesitan cambiar y esforzarse para perfeccionarse cada día. La impaciencia de muchas mujeres cristianas las ha empujado a un matrimonio infeliz. Como el obispo Macedo siempre aconseja, “es mejor que usted, soltera, llore tan solo los fines de semana por sentir que le falta alguien, antes de que llore toda la semana si se casa con la persona incorrecta “. ¿No es verdad? Reflexione en eso.

Si usted necesita una dirección para su vida sentimental, participe de la Terapia del Amor, una reunión especial para cuidar su corazón. Las reuniones se realizan los jueves especialmente a las 7 pm, Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Comparta estos consejos con sus amigas solteras, para que aprendan también.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *