Aplazando la ansiedad

ansiedad

La ansiedad es la preocupación desesperada de una persona sobre cosas que ella no puede controlar. Por tanto, la ansiedad es una tontería y un desperdicio de energía.

Su ansiedad nunca hará que los problemas de mañana sean más débiles, pero le agotará sus fuerzas hoy.

Una solución: programe el día y la hora cuando tendrá que preocuparse con algo.

Por ejemplo, su empresa está despidiendo a las personas, y usted está ansioso por saber si está en la lista. A final del mes irán a anunciar los despedid0s finales y ahora estamos en el inicio del mes. Quedarse ansioso o preocupado ahora no resolverá nada (porque aún no hay nada para resolver, a no ser su miedo). Entonces, lebérese de ese sentimiento inútil programando con usted mismo un “encuentro” con aquel problema: “El 30 de enero, voy a saber si necesito comenzar a buscar otro empleo.” Listo. Si lo cree necesario, incluso marque el día en su calendario.

Habiendo hecho esto, olvide el problema. Enfóquese sólo en lo que le importa ahora. A no ser que usted quiera actuar irracionalmente y desperdiciar sus energías.

Fuente: http://www.renatocardoso.com/es/

 

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Una respuesta a “Aplazando la ansiedad”

Deje una respuesta





Universal - Venezuela