Comparación

comparacion

Hoy voy a compartir con vosotras algo muy fuerte en relación a nosotras mujeres. Es sobre COMPARACIÓN.

Nosotras mujeres tenemos esta naturaleza de comparar. A veces sucede sin que nos demos cuenta. Es algo que tenemos que vigilar siempre. Muchas mujeres se comparan con las modelos de las revistas, siendo que tales fotos son manipuladas. La comparación es injusta. Usted puede incluso admirar a una persona (no hay problema en ello), pero si no usa su fe para cambiar, jamás logrará el cambio.

Usted se considera siempre inferior. No podemos permitir que comiencen las comparaciones, porque nunca seremos iguales. Comparaciones no traen beneficios; por eso, tenemos que ir contra nuestra naturaleza y usar la fe para vencerla.

Piénselo bien: hay billones de personas en el mundo, y cada una tiene un ADN diferente, o sea, Dios tuvo el cuidado de hacernos únicas.

Jeremías 1:6-8 dice así:

“Entonces dije: ¡Ah, Señor Dios. He aquí, no sé hablar, porque soy joven. Pero el Señor me dijo: No digas: “Soy joven”, porque adondequiera que te envíe, irás, y todo lo que te mande, dirás. No tengas temor ante ellos, porque contigo estoy para librarte —declara el Señor”.

Cuando Dios nos llama, no existe nada que pueda pararnos. No hay motivo para que nos sintamos inferiores o que nos comparemos a las demás. ¡Somos únicas! Cada una de nosotras tiene una fuerza. Si usted es joven, su fuerza está en su juventud; si usted no es tan joven, su fuerza está en su madurez. Y es exactamente en esto que el diablo intenta neutralizarnos, para quitar el poder de nuestra fuerza.

Tenemos que usar la fe para vencer esa nuestra naturaleza, pues la comparación no nos lleva a ningún lugar; al contrario, sólo nos impide de madurar. Medite en Jeremías 1:6-8 y vea que, cuando Dios nos llama, Él no mira nuestras debilidades. Si nosotras nos quedamos mirándolas  y comparándonos, vamos a quedar para tras. ¿Es eso lo que quiere?

Un gran beso para todas.

Fuente: cristianecardoso.com

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela