Jesús nunca existió

jesus-nunca-existio

El Señor Jesús sería una leyenda, según el escritor norteamericano Michael Paulkovich, ingeniero aeroespacial y escritor autodidacta, frecuente colaborador de revistas y páginas web de contenido ateísta y humanista. Su libro “No Meek Messiah” (No se trata de un Mesías bueno, en su libre traducción), ha causado polémica, ya que, otros estudiosos discuerdan con lo que él dice en su obra, que Jesús sea una invención humana.

Paulkovich dijo que analizó 126 textos de escritores e historiadores contemporáneos de Jesús y otros, que vivieron en la época poco después de Su muerte, y ninguno de ellos se refiere al Mesías o a Su resurrección. El único que relata sobre Jesús entre los análisis de Paulkovich es el historiador judío-estadounidense Flávio Josefo (que vivió aproximadamente entre los años 37 y 100 d.C), pero el escritor norteamericano indica que sus textos fueron posteriormente editados por aquellos que querían hacer que las personas creyesen que Jesús existió.

En un artículo para promocionar su libro, Paulkovich ridiculiza a Jesús, comparándolo con un “estudiante de quinto grado” por el hecho de que el Hijo de Dios cree en el Antiguo Testamento, en cosas como el Arca de Noé, Adán y Eva, en una “serpiente que habla”, Jonás que sobrevivió en el estómago de un gran pez, la esposa de Lot transformándose en una estatua de sal, y que el diablo cause enfermedades. Para él el cristianismo, es solo una mitología más , como otras anteriores.

Historia añadida por falsificadores

Ni la Biblia escapa del “análisis” del ateo. Él inclusive llega a sugerir, que el apóstol Pablo, cuando habla de Jesús, cree en la crucifixión como una metáfora, y dice más: que en el libro de Marcos, la historia de la resurrección fue posteriormente “añadida por falsificadores”.

El estadounidense en su libro, y en algunos artículos, dijo que el “legendario” Jesús predicaba el odio y la intolerancia, y cita excesos de la antigua iglesia romana culpando al cristianismo en su conjunto. Es curioso el hecho de que alguien que no “existe” moleste tanto al escritor, a tal punto de que él dedique su tiempo en estudiarlo. Paulkovich también dice que “el cristianismo era una pequeñísima e inconsecuente secta fundada en el siglo 1”. Lo que él no logra explicar es cómo algo tan insignificante – en su opinión – proliferó tanto en todo el mundo, a lo largo de 2 mil años.

Bien, las conclusiones del escritor autodidacta se basaron en más de 100 textos de la época, según él. Pero lo que el escritor no explica es por qué eligió exactamente textos que no hablaban de Jesús, ¿y los muchos otros que lo citan? En cuanto a las dudas que ha planteado sobre la propia Biblia, él no fue el primero, ni será el último.

Historiadores profesionales no estuvieron de acuerdo con Paulkovich en otros estudios, lo que muestra que muchos hombres de la ciencia son lo suficientemente fuertes para, en su humildad, creer que existe Alguien superior, que formó al Universo estudiado por ellos todos los días.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela