¿Qué problemas ha enfrentado usted en su vida?

enfrentandoproblemas

¿Entonces nadie le avisó que la vida sería tan difícil? ¿Su trabajo le está tomando cada vez más tiempo, dejándolo estresado y aun así el salario se termina antes de fin de mes? ¿No logra darle tanta atención como debería a su familia? ¿Parece que cuanto más intenta ir hacia adelante, más va hacia atrás?

¡Calma! La solución para sus problemas existe. Y existe hace mucho, mucho tiempo. Y está descripta en la Biblia.

Hace aproximadamente 1960 años, un viajante les escribió cartas a compañeros de otras ciudades. En una de ellas, la advertencia: “no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” 2 Corintios 4:18

Él había pasado por diversas regiones carentes a lo largo de su viaje, viendo a personas murienso por el hambre, por la violencia, por la falta de fe. Por eso instituyó que todos deberían estar atentos a lo que viene después del problema. Este viajante era el apóstol Pablo, que exhortaba al pueblo de Corinto a que tan solamente creyera.

Escogiendo el punto de vista

Imagine su vida en una línea de tiempo. Posiciónese fuera de ella, encuentre una situación difícil por la cual pasó y observe cuánto tiempo duró ese problema. Supongamos que, hace algunos años, usted estaba desempleado. ¿Cuánto tiempo duró eso? ¿Dos meses, tres, seis?

Note como, en la línea de tiempo de toda su vida, 3 meses es un periodo bastante corto.

Es verdad que fue difícil pasar por eso, pero también es verdad que el desempleo lo motivó a cada día buscar una oportunidad más, hasta que ella surgiera, ¿no es así?

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día” (2 Corintios 4:16), afirma Pablo en la carta.

Un problema puede traer dolor de cabeza, sufrimiento, angustia. Pero también trae aprendizaje, nos vuelve más fuertes, nos prepara para otras adversidades que puedan surgir adelante. Es importante que mantengamos el enfoque en Dios y que seamos perseverantes y fieles en nuestras búsquedas, para que podamos conquistar.

En la Biblia, Dios dice: “no temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia.” Isaías 41:10

Él promete estar con nosotros, y si la fuerza viene de Él, no existirá debilidad que lo haga parar antes de vencer el problema y ver lo invisible.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela