Respire Hondo

respirahondo

Hoy yo quiero escribir para usted que está pasando por una situación que está totalmente fuera de su control. Usted no entiende porque está pasando por eso, vive preguntándose cómo todo comenzó y que usted hizo o dejó de hacer para que eso aconteciera, y nada – usted no tiene una respuesta definida y eso le frustra, pues le deja impotente.

Amiga, yo también ya estuve así, de hecho, yo sólo no estoy más en esa situación porque practiqué lo que voy a enseñarle a hacer en ese post de hoy.

Hay una diferencia enorme entre la persona que vive su fe en Dios y aquella que no vive. No, yo no estoy juzgándole mal, espere porque ya me explico. Quien vive su fe en Dios vive también bajo la responsabilidad de Él, eso quiere decir que todo lo que acontece con esa persona, acontece porque Dios lo permitió y si Él lo permitió es porque aquello va a ser bueno para ella. Es más o menos lo que nosotros madres, hacemos con nuestros hijos.

Fueron muchas las veces en las que mi hijo me pidió algo que yo podría haberle dado pero no le di. En la cabeza de él, yo estaba siendo mala porque él no conseguía ver que aquello que él estaba pidiéndome iba a hacerle mal. En mi cabeza yo estaba protegiéndole.

Otras veces, yo permití que él pasara por ciertas situaciones difíciles. Claro que venía a mi cabeza un montón de pensamientos malos como: “¿Qué tipo de madre eres para dejar que tu hijo pase por eso?” Pero, mi fe inteligente me dejaba en paz porque yo sabía que si yo no permitiera que él pasara por aquello, no aprendería algo que yo no estaba consiguiendo enseñarle sólo con palabras.

Mucha gente, pero mucha gente , no aprende sólo con palabras. Infelizmente, lo más normal es que las personas necesiten pasar por una situación difícil para ver ciertas teorías de la vida… triste, pero es una realidad.

Muchas veces pasé por eso. No aprendí con la teoría, sino con el dolor.

Si usted vive su fe en Dios, o sea, si usted realmente practica su fe, Dios está controlando su vida y usted puede tener la certeza que todo va a cooperar para usted. Suspire hondo y confíe.

Ahora si usted no vive esa fe, usted está sóla y lo que está aconteciendo con usted puede empeorar, y probablemente porque usted no tiene esa fe… hay gente que tiene que caer en el fondo del pozo para finalmente reconocer que necesitan de Dios y si esa persona es usted – ¿qué tal no necesitar ir tan hondo? #Despierta

Fuente: blogs.universal.org/cristianecardoso/es

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela