La farsa de la navidad

navidadfarza

El período es de confraternización y solidaridad. Familias reunidas, intercambio de regalos y un deseo de donación, caridad y perdón. La Navidad es celebrada por muchas personas que aprovechan el momento para reflexionar sobre las acciones realizadas a lo largo del año y también le agradecen a Dios por las conquistas. Pero, muy por el contrario a lo que muchos piensan, esta celebración no tiene nada que ver con el nacimiento de Jesús.

¿Usted conoce el verdadero origen de esta fiesta?

El Hijo de Dios no nació el 25 de diciembre y no existen estudios bíblicos que confirmen esta fecha. Este período es de frío intenso en Jerusalén y sería difícil imaginarse a un niño naciendo en un pesebre en un establo sin protección, en las condiciones de frío extremo de aquella región. Lo más probable es que Él haya nacido en marzo o en noviembre, cuando las condiciones climáticas son más amenas. Entonces, ¿por qué el día 25 de diciembre fue el elegido para ser el cumpleaños de Jesús?

El origen de la celebración no es bíblico. Existía una fiesta pagana celebrada el día 25 de diciembre, que conmemoraba el nacimiento del dios sol cuyo nombre era Natalis Solis Invicti (Nacimiento del Sol Invencible). Esta fiesta se insertó intensamente en las costumbres populares hace miles de años. Cerca del año 300 después de Cristo, d.C. cuando el emperador Constantino se declaró cristiano, el cristianismo fue puesto en un nivel de igualdad con el paganismo. Por eso, muchas celebraciones no fueron exterminadas por la influencia cristiana.

Entonces la Navidad surge como una sacralización de una conmemoración que ya realizaban las religiones paganas, es decir, volvieron sagrada a una fiesta que era profana, en el intento de transformar las religiones paganas en cristianas.

Hoy en día, lo que se hace es el mismo culto al dios sol, que, solo conquistó otro nombre y tantos otros que ya tuvo. En los tiempos de la Grecia antigua, incluso antes del Imperio Romano, este dios era llamado Zeus y en Egipto su nombre era Osiris. El día 25 de diciembre fue, por lo tanto, la fecha elegida para la celebración de ese dios pagano. Para los sumerios el nombre era Tamuz, él murió durante una cacería, su cuerpo se desplomó en un tronco podrido y en el lugar, nació un pino. En toda la celebración a este dios se volvió común llevar un pino a casa, simbolizando ese renacimiento. Cualquier semejanza con los días actuales no es pura coincidencia.

Mientras muchos celebran esta fiesta que no tiene nada que ver con el nacimiento de Jesús, los judíos celebran la victoria en la lucha contra el dios sol, el mismo dios pagano de la Navidad. Esto se debe a que, en el año 169 a.C., el gobernador sirio Antíoco invadió el Templo Sagrado, en Jerusalén, y puso una estatua de Zeus en el lugar. Antíoco había decretado el fin de la religión judía y destruido diversas sinagogas. Los sirios tomaron el control de Jerusalén lo que provocó indignación en los judíos.

Tres años después en el 25° día del mes de Kislev (el 9° mes judío), los judíos vencieron la batalla, reconquistaron el Templo, retiraron la estatua del dios sol y encendieron nuevamente la Menorá (el candelabro), que estaba apagada. El aceite disponible para mantener las llamas encendidas solo alcanzaría para un solo día. Por un milagro, la llama ardió por ocho días.

01-200248233-001Y es por esta razón que esta celebración tiene el nombre de Janucá o Hanukkah, que significa “Fiesta de las Luces”. Fue durante la celebración del Hanukkah que Jesús declaró Su Divinidad. “Yo y el Padre uno somos.” (Juan 10:30). El Señor eligió la Fiesta de las Luces para anunciar cuán especial era.

Entretenimiento comercial

El hecho de no saber la fecha exacta del nacimiento de Jesús no es un motivo para desconsiderar Su celebración. Pero, mucho más importante que conmemorar el nacimiento de Cristo es reflexionar sobre lo que Él hizo. No sirve de nada cometer locuras económicas para comprar regalos y participar de los festejos, que se convirtieron en un verdadero entretenimiento comercial.

“La Navidad es una época deprimente para los que no tienen dinero. Muchos en esta época del año se sienten excluidos, otros se entregan a las bebidas y a las drogas, otros caen en depresión, en la soledad e incluso algunos se suicidan”, dijo Renato Cardoso, en el video donde explica el significado de esta fiesta. Los valores como la solidaridad y la gratitud no deben ser practicados un solo día, sino todos los días del año.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela