Mi marido no quiere tener relaciones sexuales conmigo. ¿Qué debo hacer?

relaciones

En esta edición Renato y Cristiane Cardoso responden las dudas de dos alumnas: una de ellas, que no quiso identificarse, tiene baja autoestima y está muy ansiosa. Por haber recibido malos ejemplos en la vida sentimental y haber vivido relaciones fracasadas, ella tiene miedo de no ser feliz en el amor. ¿Cómo puede cambiar? Por otro lado, Zuma es ignorada por el marido que desde la luna de miel no la busca para la intimidad. Él la traicionó varias veces, además de ser adicto a la pornografía. ¿Qué debe hacer? Véalo en la Escuela del Amor Responde.

Alumna – Tengo 27 años, soy soltera y virgen. Solo estuve de novia tres veces porque los hombres con los que me relacionaba respetaban mis principios solamente al inicio. Tuve un noviazgo de casi cuatro años, pero en esa época no era lo suficientemente madura y terminamos. Esas experiencias, el mal ejemplo familiar y la situación en la que las mujeres están actualmente solo aumentan mi frustración. Hace poco tiempo, fui víctima de mentiras de un joven que conocí hace un año, y me destruyó. Mi autoestima está totalmente baja, intento arreglarme, pero parece que no me notan. Veo a mis amigos casándose, teniendo hijos y siento que estoy quedándome atrás. No quiero tomar decisiones precipitadas, pero tengo miedo de casarme y frustrarme en la vida sexual, por ser mi primera experiencia. Estoy confundida, solo me gustaría lograr estar en paz, sin ansiedad, sin miedo y estar bien.

Renato – A los 27 años nuestra alumna se encuentra virgen y soltera después de tres relaciones, una de ellas más larga, de cuatro años. Está marcada por los fracasos y, por estar desesperada, debe pensar lo siguiente: “¡No voy a encontrar a nadie, probablemente voy a llegar a los 30, 35, a los 40 años y seguiré soltera y virgen!”. Esta es la fase de la ansiedad, de una persona traumatizada que presta atención a todas las cosas equivocadas que alimentan la frustración, en vez de mirar a las cosas correctas, que van a ayudarla a solucionar el problema.

Cristiane – Si usted mira todo lo negativo del mundo, se va a querer morir. Sepa que existen personas que lograron ser felices en el amor con el mundo de la forma que está.

Renato – Ellas lo lograron a los 27, a los 30, a los 40 años de edad. Usted no se puede comparar con personas que se casaron a los 22 o a los 25 años. Si hace eso va a creer que se quedó atrás. Nunca podemos compararnos, tenemos que entender nuestra realidad e intentar cambiarla. Lo que usted necesita hacer es eliminar la ansiedad. ¿Cómo hacer eso? Es solo dejar de alimentarla. ¿Qué alimenta a la ansiedad? Mirar las cosas negativas de la vida sentimental, recordar el matrimonio fracasado de sus padres, mirar al mundo y el estado caótico en el que se encuentra respeto a las relaciones. En vez de mirar eso, mire las cosas positivas. Usted tiene relaciones positivas para reflejarse en lo que tiene que hacer y relaciones malas que le muestran lo que no debe hacer. Si usted quiere tener más fe en que su relación va a resultar bien, no mire las relaciones que fracasaron. Mire a esos amigos que son buenos ejemplos y pase a alimentar su entendimiento con las cosas positivas.

Zuma – Tengo 37 años y 17 de unión. Me casé virgen, pero nuestro noviazgo era muy ardiente, repleto de abrazos apretados y besos que quitan el aliento. Pero, una vez casados, todo eso terminó. Ya en la luna de miel a él no le gustaba tener relaciones, me ignoraba y si yo lo buscaba él se disgustaba. Me sentía fea y cuando él percibía que yo estaba triste me pedía disculpas, decía que no sabía lo que le pasaba, estaba cariñoso algunos días, pero luego volvía a ser la misma persona fría y distante. Los años fueron pasando y entre las peleas, falta de sexo, de diálogo y reconciliaciones, yo lo llamaba para que conversemos, cuidaba la casa y a él, pero nada mejoraba. A los tres años de matrimonio él me traicionó. Me pregunté cómo un hombre que nunca me buscaba para tener relaciones me había traicionado. Él me pidió perdón y decidí darle una oportunidad. Él mejoró por un tiempo, pero después todo volvió a lo que era antes. Después de algunos años descubrí que él veía pornografía por internet y tenía varias relaciones extramatrimoniales, enviaba mensajes y hacia llamadas sensuales a mujeres, las llevaba a hoteles, lo que nunca hizo conmigo. Nos separamos por tres meses, él decía que quería cambiar, volvimos, pero hace seis meses que la situación continua siendo la misma. Soy yo la que lo abrazo, lo beso y lo busco. No comento sus casos del pasado, intento ser cariñosa, pero me siento invisible, estoy cansada de promesas vacías. Aconséjenme por favor.

Renato – En esos casos, en que el cónyuge no quiere tener sexo, anule el matrimonio. Todo el mundo se casa esperando una vida sexual activa y, sea cual fuera la razón de que esto no suceda, termine la unión. Después, si la otra persona quiere tratarse, usted puede considerar trabajar en la relación, pero no debe continuar en una relación en que la pareja niega algo que es su derecho, como el sexo. Una de las razones por las cuales eso sucede es porque él es adicto a la pornografía y la persona adicta quiere reproducir en la vida real lo que ve en el video. Eso es natural para todo adicto a la pornografía, tanto el hombre como la mujer. Al hombre le da vergüenza pedirle a su pareja que haga lo que vio hacer a los actores en una película y entonces busca eso afuera del matrimonio. La tontería es tan grande que nadie vería la película de Batman o de Súperman e intentaría colocarse una capa y salir volando. Pero las personas que son dependientes de la pornografía tienen esa actitud. Ese es uno de los motivos que hacen que no logre ser activo sexualmente con usted. Está claro para mí que su marido tiene serios problemas de orden emocional y espiritual, porque desde el inicio él no tenía interés sexual en usted y, cuando usted exigía eso, él le pedía disculpas y decía que no sabía lo que le estaba sucediendo. La verdad es que muchas personas que son dependientes de un vicio son tomadas por un espíritu, por una fuerza mayor que las conduce a practicar lo que el vicio exige de ellas y, cuando menos se lo esperan, están haciendo lo que dijeron que no harían. Pero eso no es excusa para continuar así. Él necesita buscar ayuda, porque ya la traicionó varias veces y con eso usted corre riesgos en su salud porque no sabe con quién él se acuesta. Lo que usted tiene que hacer es colocarle una condición y decirle: “Entiendo que tienes un problema, pero, después de 17 años no lograste vencerlo, es claro que tienes que buscar ayuda. Si quieres solucionarlo, me quedaré a tu lado, te ayudaré y apoyaré. Pero, si no buscas ayuda, no toleraré más ese tipo de comportamiento y su insistencia en dar excusas y decir que no sabe por qué es así”. Las personas problemáticas creen que quien es de bien tiene que estar cargándolo en la espalda. Los problemáticos tienen que un día darse la cara en el piso para aprender que el cambio de vida está en sus manos.

Cristiane – Para eso, usted debe tener coraje. Por más que se sienta mal, que tenga miedo de tomar esa actitud y perderlo de una vez, está en sus manos continuar así o no. Su vida está en sus manos y el cambio no depende de él.

Renato y Cristiane Cardoso aconsejan a parejas y a solteros a participar de la “Terapia del amor”. Si usted está viviendo una situación así, y quiere ayuda, existe una solución, todos los jueves, en la Universal hay una reunión dedicada exclusivamente a la vida sentimental, participe a las 3 y especialmente a las 7 pm.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela