¿Usted está preocupado?

preocupado

«Porque yo el Señor soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.» Isaías 41:13

No hay que temer cuando vivimos por la fe en las promesas de Dios. Sin embargo, sólo los nacidos del Espíritu consiguen vivir por la fe. Y cuando se enfrentan a problemas aparentemente sin solución, el Eterno y Amoroso Padre de inmediato entra en acción y garantiza:

«Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo. Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque yo el Señor soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.» Isaías 41:8-13

Usted tiene la ayuda del propio Dios. ¿Porque se preocupa?

¿Este mensaje le fortaleció? Comparta en sus redes sociales.

 (*) Fuente: libro “El Pan Nuestro para 365 días”, del  obispo Edir Macedo

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela