10 actitudes que usted no debe aceptar en la relación

10actitudes040816

Hay personas que pasan años conviviendo con un comportamiento nocivo mientras que no toman una actitud definitiva para cambiar la situación.

La psicoanalista Andrea Soares Menga explica que en esos casos ellas aceptan las actitudes equivocadas de sus parejas porque no tienen la valentía de salir de la relación. “Ellas se volvieron pasivas delante del error constante del otro. Cuando no dan un basta, permiten que el compañero continúe actuando de la misma forma. Son personas que no tienen amor propio, poseen baja autoestima y son inmaduras”, dice.

Ella advierte que una relación solo ocurre cuando cada uno ofrece al otro el retorno básico para que puedan disfrutar de la felicidad juntos. “Si uno solamente impone sus condiciones mientras que el otro las acepta, siempre habrá problemas”, aclara.

Hicimos una lista de las características que usted no debe aceptar en la relación. Ellas no solo perjudican la relación sino también la vida de los involucrados. Cuando usted dice “no” a las actitudes equivocadas de su pareja, usted está priorizando el amor inteligente.

1- Pornografía

La pornografía cambia el concepto que la persona tiene de la sexualidad porque afecta negativamente la manera como ella ve a su pareja, tanto en relación a la apariencia como a su desempeño sexual. “La persona usa la imaginación y piensa en aquella que está viendo, es como una traición. Además de eso, al ver pornografía, la persona desgasta su excitación haciendo con que no tenga el mismo desempeño durante el acto sexual con su cónyuge”, explica el psicoanalista Carlos Alberto Schauz.

Él resalta que la pornografía es una droga como cualquier otra. “La persona necesita dosis cada vez mayores para conseguir la excitación”, señala.

2- Infidelidad

La coach de relaciones Margareth Signorelli afirma que hay traición constante en una relación cuando la persona no está preparada para tener un compromiso con la otra. “Si ella prefiere estar en la búsqueda de alguien diferente todo el tiempo, ¿cómo podrá satisfacerse? Es mejor que ella esté sola, porque siempre estará provocando desconfianza en la relación”, resalta.

La traición también incluye coquetear con compañeros, hacer confidencias íntimas a alguien del sexo opuesto, vestirse para atraer a otras personas y no solo a su cónyuge y usar cualquier otra forma de codiciar a otra persona.

3- Falta de respeto

El respeto es la base de una relación. Si la persona con la que usted convive tiene actitudes de falta de respeto y no considera sus objetivos y deseos, es momento de dar un basta. “Si uno de los dos solo le importa su individualidad, es porque es egoísta y no logra pensar en el otro”, destaca el especialista.

Sin embargo, es bueno recordar que el respeto es algo que se exige del otro. “Usted debe imponer respeto. Si la persona le falta el respeto es porque usted está permitiendo que eso suceda. Cambie su actitud”, advierte el psicoanalista.

4- Abusos

El abuso físico, verbal y emocional no es aceptable en el matrimonio. Eso incluye humillaciones, agresiones, ataques y exigencia de actos sexuales contra su voluntad. “Cuando él abusa de usted de alguna forma, además de estar destruyendo su autoestima, está hiriéndola, aunque sea verbalmente. Si no da un basta, él seguirá haciéndolo también con otras personas”, destaca el psicoanalista.

Los abusos no solo destruyen el matrimonio sino también a toda la familia.

5- Celos excesivos

Es normal que haya celos en la relación, siempre que sean equilibrados. Los celos extremos son fruto de grandes inseguridades y pueden llevar a actitudes peores en la relación. “Los celos excesivos pueden llevar a la traición, a la mentira y a las actitudes agresivas del otro. Además de eso, la persona comienza a sentirse muy triste, desconcentrada, aislada, o sea, los celos son tan grandes que comienzan a causar un sufrimiento psíquico”, alega  Schauz.

Por otro lado, usted debe evaluar si no está dando motivos para que su compañero tenga celos exagerados. “¿Usted está rodeado de amistades del sexo opuesto? ¿O todavía no le da seguridad para que él se sienta cómodo con usted?”, indaga el profesional.

6- Chantajes emocionales

Consiste en aprovecharse  de los sentimientos del otro para convencerlo. “Lo que motiva a la persona a recurrir al chantaje emocional es el hecho de que ella no consigue la empatía del otro. Entonces, ella amenaza, hace juego de palabras. El chantajista se acostumbra a comportarse de esa forma e incluso en cuestiones naturales usa el chantaje”, explica el psicoanalista.

Entonces, si usted permite que el chantaje continúe, futuramente él será el inicio de otro comportamiento abusivo, como una agresión, por ejemplo.

7- Aislamiento de amigos y familiares

Debe actuar cuando su cónyuge le impide que tenga amistades  y conviva con sus familiares. “Cuando una persona admira a la otra quiere que su familia y sus amigos cercanos convivan con usted. Si eso no sucede, ella está siendo deshonesta”, comenta la entrenadora Margareth.

Si el compañero no permite que usted hable o esté con alguien de su círculo de amistad o de su familia es momento de percibir que él está restringiendo su individualidad.

Una relación saludable también depende de que usted esté en contacto con otras personas, para que tenga siempre algo de su vida para compartir con su compañero.

8 – Mentiras

La relación deja de ser saludable en el momento en el que la mentira entra en la relación.  A partir de allí, el mentiroso pasa a convivir con dos problemas: el de la mentira y el del miedo de ser descubierto.

Margareth destaca que convivir con la mentira no trae tranquilidad. “La sensación de sentirse engañado provoca dolor y desconfianza. Quien fue engañado pasa a desconocer al otro, a cuestionar quien es él. Por eso, es difícil que la relación funcione.”

Si usted está conviviendo con las mentiras de la otra persona, reflexione si él no está dejando de decirle la verdad por existir temor de sus reacciones. Es importante demostrar comprensión y darle lugar para que hable con usted.

9 – Alcohol y drogas

Además de poner la vida del adicto en riesgo, el consumo puede también poner en riesgo a su familia. Por eso, debe ser combatido en la relación.

Si el otro consume alcohol y drogas constantemente, puede tener humor inestable y actitudes agresivas perjudicando a todos a su alrededor con peleas, accidentes y violencia.

Una persona que tiene el comportamiento inhibido por el alcohol y por las drogas vive siempre bajo el efecto de las emociones, lo que dificulta una conversación, por ejemplo. “La persona nunca logrará  tomar decisiones sobre su relación mientras esté bajo el efecto del alcohol o de la droga. La memoria y los reflejos estarán siempre comprometidos”, declara  Schauz.

10- Amistades tóxicas

Tener amigos es fundamental para nuestra vida, sin embargo es necesario que exista un espacio bien limitado entre las amistades y la unión matrimonial. “La amistades tóxicas son aquellas que pueden influenciarlo negativamente. Como el hombre que sale con amigas en todo momento o aquella mujer casada que siempre está con las solteras. Tenerlos como compañeros es saludable, pero no es para tener actividades todo el tiempo con ellos. Los objetivos de esas amistades son diferentes a los de la pareja”, explica el psicoanalista.

En conclusión,  usted debe evaluar si la persona no está involucrada con esas amistades porque usted lo está “empujando” a ellas. El psicoanalista ejemplifica cómo es posible: “¿Usted nunca le presta atención para conversar? Entonces, él va a buscar amigos para descargarse y no usted, claro.”

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela