Viva por la fe, no se intimide con nada

fe080517

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.
Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe”. Hebreos 11:1,2,7

Noé salvó a su familia por medio de la fe, pero ¿sería cualquier fe? Claro que no, él preparó todo sin ver, pero creyó en lo que el propio Dios le había dicho.
Así que quien vive por la fe, no vive por lo que ve u oyé sino por aquello en que cree. Si preguntamos a las personas en la calle sobre si tienen fe, todas dirán que sí pues todos tienen una fe natural y pocos viven una fe sobrenatural que es la que agrada a Dios. Por está razón vemos que muchos dicen tener fe y viven una vida destruida, en la miseria, con el matrimonio fracasado que no logran salir adelante.
La fe sobrenatural no necesita sentimientos y mucho menos ver para creer. Entonces en la palabra de Dios tenemos la prueba de que no podemos vivir por lo que vemos.

Por ejemplo, “Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba”. Hebreos 11:8 Usted dirá, pero como logró vivir de esta forma, pero sepa que sí es posible, pues está fe hace posible que uno conquiste todo lo que necesita y es la que agrada a Dios.
El diablo sabe de esto y por esa razón trae los problemas y las malas noticias para que usted quede preocupado y desesperado.
Una vez que confie en Dios está seguro y sabe que lo que Él prometió será realizado. Así que no se intimide con nada, crea y viva por la fe.

Obispo Leandro Queiroz

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela