¿El diablo puede ser perdonado y salvo por Dios?

diablo140617

“Satanás tenía una posición muy alta entre los ángeles y vivió junto a Dios. Él vio lo que nadie nunca vio, fue a lugares que nadie imaginó ir, presenció el poder de Dios e, incluso sabiendo toda la verdad, Lo rechazó. Allí él hizo su elección y por eso no puede ser perdonado”, explica el obispo David Higginbotham, autor del libro “Creyentes Posesos”.

Además, el Señor Jesús no murió en la cruz por el diablo ni por los demonios. Él se entregó por las personas, para que quien aceptara Su Sacrificio fuera salvo. “Creo que la rabia que el diablo le tiene a la humanidad es un tipo de envidia, porque tenemos acceso a algo que él despreció y no puede tener más: el perdón y la Salvación”, añade el obispo.

Orgullo

El orgullo fue el pecado que llevó a Lucifer, un ángel de luz, a convertirse en un espíritu maligno y de las tinieblas. Hoy, debido a él, muchos han perdido la Salvación cuando, por ejemplo, no admiten que necesitan liberarse o se dejan engañar por las emociones e insisten en decir que recibieron el Espíritu Santo. “Por los frutos de su vida la persona puede identificar si tiene o no el Espíritu Santo, por ejemplo, si ella no tiene paz, felicidad, anda preocupada por todo. Cuando la persona es nacida de Dios, hasta puede sentir miedo, pero va a confiar en Dios, porque sabe que todo coopera para el bien de aquellos que Lo aman.”

Si usted está en esa situación, olvídese de los años de Iglesia, títulos y no se preocupe por lo que pensarán de usted. No se olvide que el orgullo es una enfermedad espiritual y que usted no puede permitir que él le impida que se libere y que tenga un verdadero encuentro con Dios.

“El primer paso es ser humilde, admitir que usted no tiene todas las respuestas y que falta algo en usted. Si la persona no admite que le falta Dios en su vida y que necesita ayuda, ella no puede cambiar. Es necesario quebrar el orgullo, que fue exactamente el pecado que creó el diablo”, advierte el obispo David.

Si usted aún tiene alguna duda sobre este tema, participe de las reuniones de los días miércoles a las 7 a. m., 10 a. m., 12 m., 3 p. m. y especialmente a las 7 p. m., en la Universal y aprenda más sobre el Espíritu Santo. Reciba también la orientación de un obispo o pastor. Busque aquí la dirección de la Universal más cercana a su domicilio.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela