Consejo para los matrimonios: Negando amor

negando-amor

“Yo era un manipulador dentro de mi matrimonio. Cuando Cristiane me contrariaba, yo le negaba todo tipo de afecto. Permanecía en silencio, evitaba mirarla, no la tocaba, buscaba vivir mis días como si no necesitara de ella para nada. Era el tratamiento del silencio.

Mi objetivo era forzarla a que se hu­millara ante mí, a que implorara mi perdón, a que trabajara para tener mi amor de nuevo. (Duele tan solo recor­darlo…)

Pero yo no tenía plena conciencia de que estaba manipulando. Mis habilida­des de relación eran severamente defi­cientes y yo no lo sabía. Por eso que el amor tiene que ir a la escuela. Si no aprendemos a amar y a recibir amor, continuaremos hiriendo y siendo heridos.

No basta amar. Hay que saber amar.

Todos nosotros aprendemos algu­na forma equivocada de amar y recibir amor. Por eso, todos necesitamos hacer una reeducación amorosa. Sea usted un joven que aún ni piensa en ponerse de novio o una persona madura con más de 50 años de casado — se sorprende­rá con lo que el amor inteligente tiene para enseñarle. Y cómo será feliz si lo practica”.

Obispo Renato.

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela