“Dios me abrió las puertas”

Test-Susana-Hernández

“Antes de participar en el progreso económico, era una mujer que no tenía visión y por ende tenía una vida eco­nómica limitada y fracasada. No lograba plantearme metas ni proyectos para al­canzar. Por más que me formé académicamente, sentía que andaba sin rum­bo sin tener una meta para alcanzar.

Dentro de mí existían muchos pen­samientos de fracaso, en ocasiones de­pendía de la ayuda de los demás porque no lograba sustentarme por mí misma. Debía pedir prestado y esto me pro­ducía humillación. La situación era tan grave que hasta la ropa que usaba era prestada.

Recibí la invitación para asistir a la Iglesia Universal y empecé a partici­par en el progreso económico don­de aprendí a usar la fe y a poner en práctica las herramientas que iba reci­biendo. Mi visión se expandió, conti­nué preparándome y logré obtener mi propia franquicia. Ahora soy una mu­jer con mucha confianza y determi­nación, ya no dependo de favores de los demás pues Dios me mostro que con Él puedo todo”.

Susana Hernández

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela