“33 años en el vicio del cigarrillo”

Test-José-Linares

“Recuerdo que la adic­ción que tenía por el cigarrillo era tal que el hecho de no tener para fumar en cualquier momento me mantenía del malhumor. Surgía una desesperación dentro de mí y peleaba con mi esposa e hijos. El dinero que ganaba los gastaba en vicios, además de esto también in­gería alcohol.

En una oportunidad en el tra­bajo llegó el día del pago y a mí no me dieron ningún pago, por­que ya había pedido toda la semana para consumir cigarrillos. Esto me trajo problemas en la casa, les daba mal ejemplo a mis hijos. Llegué al punto de agarrar plantas secas para fumarlas cuando no tenía dinero para comprar cigarrillos.

Fue de esa forma que llegué a la Iglesia Universal y participé en el tratamiento de la cura de los vicios.

Poco a poco me fui liberando de ese mal y ya no sentí el deseo de fumar, comencé a comer y hasta incluso sentirle sabor a la comida. Ya los nervios que tenía desapare­cieron y gracias a Dios puedo dar fe que los vicios sí tienen cura”.

José Linares

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela