20° Día del Ayuno de Daniel

20o-dia-ayuno-de-daniel
Ladrillos de Dios

El ladrillo no elije dónde estar. En la cocina, en el living o en el baño, no tiene elección. Algunos tipos de ladrillos quedan en la parte de arriba, muy cercanos al techo; otros quedan abajo y deben sustentar a la pared.

A veces, Dios nos coloca abajo, donde Él quiere usarnos para sustentar a mucha gente que nos necesita.

Como ladrillos de barro, Dios nos pone donde Él quiere, sin embargo, podemos tener certeza de algo: donde quiera que estemos, el Altísimo estará cuidándonos.

Somos todos ladrillos en la Obra de nuestro Dios.
Si estamos arriba, en el medio o abajo, ¡no importa!

Lo que importa es que estamos en la Obra de Dios, y en la Obra todos los ladrillos son iguales. Todos somos importantes para el Constructor.

Cuando el Espíritu Santo viene, así como el revoque, Él nos cubre a todos.

Obispo Agnaldo Silva / Obispo Macedo

Reciba nuestras actualizaciones en su Email

Deje una respuesta





Universal - Venezuela