3 actitudes para vencer las preocupaciones

3actitudes

Quien nunca se preocupó con nada que tire la primera piedra. Las preocupaciones llegan sin pedir permiso. Al abrir los ojos a la mañana ya nos bombardean. Parece hasta imposible deshacernos de ellas. Parece, solo parece. Existen 3 actitudes que pueden ayudarnos a vencer aquella inquietud interior que tenemos cuando estamos preocupados con algo, y están descriptas en el versículo bíblico citado abajo, de la carta a los Filipenses escrita por el apóstol Pablo:

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” (Filipenses 4.6)

Primera actitud: Oración

Orar es conversar con Dios. Le contamos a todos los que nos rodean nuestros problemas -a veces incluso murmurando-, como si estuviéramos buscando la comprensión de las personas, la compasión de ellas. Pero no tenemos la misma conversación con nuestro Creador. La preocupación nos hace tener la impresión de que el problema es mayor de lo que realmente es, nos saca la visión de una salida, de una solución. Sin embargo, cuando conversamos con Dios, nuestra mente se expande y podemos ver lo que hay que hacer para solucionarlo.

Segunda actitud: Súplica

Sin embargo, hay problemas que surgen y no hay nada más que podamos hacer, ni a quién recurrir aquí en la Tierra. En ese momento nos desesperamos, y la súplica entra en acción. Suplicar es pedir insistentemente y de manera humilde un gran favor. Y ¿a quién mejor que Dios podríamos rendirle nuestra súplica?

Tercera actitud: Acción de gracias

La tercera actitud es agradecerle a Dios por lo que hará, incluso antes de verlo. Eso es: una acción que demuestra su confianza en Él. Cuando usted confía, ¿qué sucede? Usted deja de preocuparse. Cuando llega ese pensamiento, usted rápidamente decide no fijar su mente en él, porque confía que Dios está en el control de todo. En ese momento el problema pierde el poder que estaba teniendo sobre usted.

¿Qué le parece si además de tomar estas 3 actitudes, comparte este mensaje en sus redes sociales? Debe haber muchas personas preocupadas que necesitan aprender esto también.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *