7 actitudes que los padres cristianos deben poner en práctica

padres-cristianos

¿Usted ya observó cómo ha sido desvalorizada la familia por la sociedad con el paso del tiempo?

Con certeza usted rápidamente percibirá que sus hijos están creciendo en un mundo completamente diferente a aquel en el que usted creció. Y muchos de los buenos valores en familias ya están siendo considerados “fuera de moda” por la mayoría de las personas.

Ese es el camino que ha destruido a la familia, porque la base para la construcción de un buen carácter comienza en los ejemplos que los hijos adquieren de los padres.

Vea abajo 7 actitudes que un padre y una madre cristiana pueden practicar para volverse buenas referencias para los hijos:

1) Cumpla con su palabra

El ejemplo comienza con los padres, por eso, padres íntegros generan hijos íntegros, tanto en público como en la vida privada. Si usted dio su palabra, hónrela. Cumpla con sus obligaciones, haga lo que es correcto.

2) Ayude a los hijos a que elaboren metas para la vida

Los hijos son frecuentemente inmaduros y sin experiencia, por eso, es importante que los padres participen de este proceso de maduración orientando y aconsejando a los hijos a que ellos no tomen malas decisiones. Ayúdelos a descubrir lo que deben hacer para volverse personas realizadas.

3) Sea divertido

Es importante que la pareja enseñe a los hijos a divertirse en familia, creando lazos afectivos y construyendo valores. Así la vida se volverá más liviana, a pesar de los desafíos, y los hijos aprenderán a valorar la compañía de los padres.

4) Demuestre respeto por el cónyuge

Enséñeles a los hijos cuán importante es cuidar el matrimonio a través de su ejemplo. No desvalorice a la persona que le ayudó a construir una familia. Es importante que los hijos perciban que hay respeto en la relación de los padres, porque en el futuro desearan seguir ese ejemplo. Muchos padres pelean con frecuencia frente a sus hijos, generando malas emociones. Eso tendrá un reflejo en el futuro.

5) Sea responsable

Recuerde que el bienestar de la familia es su responsabilidad. Atienda a las necesidades de ella, comprenda que usted tiene la función de mantener la vida en su hogar. Si usted falla en esa tarea, todos perecerán. Los vicios, las traiciones y muchos otros problemas dominarán a su familia. No deje que eso pase.

6) Sepa ser justo dentro de su casa

Sepa perdonar a los hijos y pida perdón cuando esté equivocado. Las palabras y las malas experiencias pueden dejar marcas para el resto de la vida. Muchas familias en los días de hoy están cubiertas por el resentimiento, por el rencor y, así, el mal se ha fortalecido en los hogares.

7) Ore por sus hijos y léales la Biblia

Los hijos seguirán los ejemplos de los padres. Por eso, si los padres los educan de pequeños, en el futuro ellos también se volverán buenos ejemplos. Como está escrito en la Biblia: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Proverbios 22:6

Los espíritus malignos han tramado diariamente maneras de destruir a las familias, por eso, si usted es padre o madre, medite en las actitudes arriba y póngalas en práctica en su vida.

Deje su comentario en las redes sociales sobre la relación entre padres e hijos en la actualidad. Cuente lo que usted ha aprendido con esa experiencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *