Alerta: cálculos renales

calculos-renales

Nefrolitiasis, litiasis renal, cálculos o piedras en el riñón son diferentes nombres para un mismo problema: la formación de un trozo de material sólido dentro del riñón a partir de sustancias que están en la orina que forman cristales. Durante semanas o meses, estos critales se pueden convertir en cálculos.

La piedra, o cálculo, puede quedarse dentro del riñón o desprenderse, bajando a través del tracto urinario. Es ahí que comienzan los síntomas, que puede ser un dolor intenso que aparece de forma repentina en el área abdominal o en un costado de la espalda, color anormal de la orina (o sangre), fiebre, náuseas, vómitos y hasta escalofríos.

Los cálculos varían en composición, pudiendo ser de calcio, oxalato, cistina, estruvita o ácido úrico. Para prevenir su formación es ideal tomar dos litros de agua por día, porque los cálculos renales tienen más probabilidades de formarse si se produce menos de un litro de orina al día.

Para eliminarlos, pueden necesitarse antibióticos, medicación o incluso cirugía, dependiendo del tamaño de la piedra. En algunos casos, los cálculos se eliminan por orina, aunque su salida puede producir mucho dolor.

salud02885“Vivía en el hospital”
Susana Ramírez sufría con problemas renales que provocaban internaciones que se extendían por hasta una semana. “Tenía cólicos fuertísimos, había días en los que me tenían que llevar de urgencia al hospital porque me dolía muchísimo. Tenía arenilla que a su vez podía formar cálculos. Me dejaban internada y me suministraban suero, no podían medicarme”, recuerda Susana, que también afirma: “Vivía en el hospital, me pasaba muy seguido”. Con tres hijos de corta edad, el día a día era difícil, no podía ocuparse de ellos como quería, porque los dolores se lo impedían.

Gracias a Dios, Susana conoció la Universal, donde le enseñaron a usar su fe y a no aceptar las enfermedades que castigaban su cuerpo. Haciendo las cadenas de oración, los cólicos desaparecieron. “Hoy no sé lo que es ir a un hospital, ya no sufro más cólicos, la arenilla desapareció, soy una mujer sana”.

Martes a las 7 y 10 am, 3 pm y principalmente a las 7 pm en Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *