sin-prejuicios

Integrantes de la Fuerza Joven Universal de Zambia estuvieron, recientemente en el Hospital Mother of Mercy, ubicado en la ciudad de Chilanga, para llevar esperanza a los pacientes en el tratamiento del sida y la tuberculosis. En el país, casi un millón de personas están infectadas con el virus del VIH y luchan diariamente por su vida.

El pastor Alan Nixon, responsable del grupo de jóvenes zambianos, intercedió ante Dios por cada persona, determinando la sanidad de los enfermos por el poder de la fe. «Hicimos oraciones individuales y colectivas, tanto en la enfermería femenina como en la de los hombres», dice el pastor.

Una de las personas que avivó su fe sobrenatural fue Robert Mwale, de 35 años (foto arriba), que dejó su ciudad, Mazabuka, a 105 kilómetros de Chilanga, en busca de un tratamiento para el SIDA. Extremadamente débil, sin dinero y sin apoyo familiar, que llegó al hospital con la esperanza de una mejora. «Hace tres meses que estoy internado y puedo decir que estoy un 40% mejor que antes», dice, preparándose  para recibir la oración de fe.

La satisfacción de quien recibió el toque de Dios era tal que incluso el personal del hospital (foto arriba) pidieron a los voluntarios que regresen con más frecuencia a repetir el acto, y cuando el pastor preguntó sobre el horario disponible para las visitas, la respuesta de la dirección del lugar fue rápido y amable, «A cualquier día y a cualquier hora. Las puertas de nuestro hospital están abiertas para la Fuerza Joven».

Además del apoyo espiritual, que es lo más importante, las personas que están en tratamiento recibieron materiales de higiene personal (foto arriba), como por ejemplo, pasta y cepillo de dientes, toallas para el rostro, jabón y crema para la piel, además de detergente y blanqueador para la esterilización de la ropa.

«Salimos de allí felices de poder ayudar a los necesitados y, sobre todo, por mostrar a todos los jóvenes zambianos que con fuerza de voluntad se consigue todo lo que se desea», concluyó el pastor Alan.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *