Anorexia y Bulimia, un mal que persiste entre la juventud

bulimia

La anorexia y la bulimia son dos trastornos alimenticios multifactoriales (psicológicos, familiares, culturales, etc.) que aquejan principalmente a adolescentes de ambos sexos de entre 14 y 17 años.

La primera se caracteriza por una gran reducción en la ingesta de alimentos de manera consiente motivada por la preocupación excesiva a bajar de peso. La segunda conlleva un consumo de alimentos exagerado, seguido del sentimiento de culpa y la autoinducción del vómito o abuso de laxantes, ejercicio y ayunos.

Algunos indicios de que una persona padece anorexia son:

– Continua y prolongada reducción de peso, que puede conducir a la delgadez extrema y a la desnutrición.

– Piel reseca y con color grisáceo o amarillento.

– Uñas quebradizas.

– Debilitamiento y caída del cabello.

– Intolerancia al frío .

Los síntomas de la bulimia, por su parte, son más difíciles de identificar, ya que no derivan necesariamente en una continua pérdida de peso. Pero se debe estar alerta a:

– Lesiones o pérdida del esmalte dentario.

– Rozaduras o heridas en aquellos dedos utilizados para provocar el vómito.

Desgraciadamente ambos trastornos provocan graves daños a la salud como desnutrición y desequilibrios fisiológicos , pero también pueden desencadenar enfermedades cardiacas irreversibles, que van desde arritmias, disminución del tamaño de las cavidades del corazón, disfunciones de las válvulas cardiacas, baja presión arterial; así como pancreatitis, esofagitis y hemorragia digestiva.

Otras molestias que se presentan con frecuencia en la anorexia y bulimia son dolores gastrointestinales e inflamación abdominal, fuertes cólicos y diarreas.

Los hombres suelen sufrir de disminución en los niveles de testosterona y anormalidades testiculares, mientras que las mujeres presentan amenorrea (ausencia de la menstruación). Todo eso sin contar con la serie de trastornos psicológicos como depresión ansiedad, impulsividad, irritabilidad e ideas delirantes que padecerá el paciente.

Por todo eso, es muy importante que los enfermos sean diagnosticado a tiempo para que reciban una atención multidisciplinaria e integral, basada en consultas médicas y psicoterapéuticas, así como ginecológicas, psiquiátricas, endocrinológicas y nutricional.

Fuente: Terra

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *