“Aquella noche, vi algo horrible, los espíritus de la muerte estaban rodeándome”

Andressa-Urach-

Sé que dejé mi cuerpo y morí. Llegué a un lugar vacío, como un desierto, completamente silencioso. Fue donde supe que Dios existe. Sentí Su presencia. Supe que estaba en un juicio. Mi vida pasó como una película. Me sentí avergonzada y sabía que no era digna de entrar al cielo. Pedí perdón e imploré por otra oportunidad, prometí cambiar.”

La frase anterior fue dicha por la modelo Andressa Urach (foto) al tabloide británico  Daily Mail, después del trauma que enfrentó recientemente, a causa de una mala praxis estética.

“Estar cara a cara con la muerte me hizo entender que nada más importaba”

A los 27 años de edad, Andressa entró al Hospital Conceição, en porto Alegre, el 29 de noviembre, después de sentir dolores en las piernas. Al ser internada, en estado muy grave, fue identificado que se trataba de una infección causada por las aplicaciones de  hidrogel y polimetilmetacrilato (PMMA, la sigla), usados como relleno corporal.

La modelo estuvo en coma durante 3 días. Fue cuando tuvo una experiencia sobrenatural. “Llamé a Dios, pidiéndole que me diera una segunda oportunidad. Pedí perdón y Le pedí que me enviase nuevamente a la vida, por el bien de mi hijo. Fue cuando me desperté, ya en la cama del hospital de nuevo. Pero no terminaba allí. Aquella noche, vi algo horrible, vi a los espíritus de la muerte rodeándome. Eran como nubes negras, pero bajo la forma de espíritus, y oí gritos. Uno de ellos era más negro que los demás y yo sabía que era la muerte que venía por mi alma. Recuerdo haber entrado en pánico y haberle gritado a mi madre, pidiéndole ayuda, porque iba a morir”, reveló.

Sin embargo, Andressa recuerda que vivió un milagro: “Un día, mi madre había ido a la Iglesia (Andressa no dice cuál en la entrevista) y yo estaba sola. Recordé algo que el pastor me había dicho, que yo podría reivindicar mi cura si realmente creyese. Entonces oré a Dios y afirmé que me gustaría estar mejor en 7 días. Comencé a estar mejor, sorprendiendo a todos los médicos. Y entonces, exactamente 7 días después, recibí el alta del hospital y volví a casa.”

La modelo también agregó que por el momento está preocupada solamente en superar ese momento difícil. “Nunca lo olvidaré. Estar cara a cara con la muerte me hizo entender que nada más importaba”. Todo por lo que luché – mi belleza, mis carteras, mi ropa, mi auto -, dejé todo atrás. Fue el momento en el que noté que no era nada, que estamos en este mundo solo para salvar nuestras almas.”

¿Usted sabe hacia dónde irá su alma?

Lamentablemente, no todas las personas, al encarar la muerte, logran tener una segunda oportunidad, como Andressa afirma haber conseguido. La muerte es imprevisible y todos están expuestos a ella, independientemente de la edad, de la clase social o de la etnia. Es algo inevitable, pero no todos están preparados para ella.

Y, ¿qué es necesario para prepararse? Reconocer al Señor Jesús como Salvador y conducir nuestra propia vida por medio de Sus mandamientos descriptos en la Biblia y alertados por el Espíritu Santo.

No espere una segunda oportunidad. No se arriesgue a encarar la muerte. No diga que aún es demasiado temprano para entregarse a Dios. Porque esta puede ser la última oportunidad de salvar su alma. ¡Piense mucho en eso!

Si usted desea alcanzar su Salvación, participe este miércoles de un encuentro en la Universal principal de Bulevard de Sabana Grande cerca de la estación del metro Chacaíto.

O busque una iglesia mas cercana a su casa. Vea la dirección en www.iurd.com.ve/direcciones-en-venezuela/.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *