armagedon

Según todo lo indica, la sexta copa de la ira de Dios ya comenzó a ser derramada.

La batalla final entre el Bien y el Mal ya está en marcha.

La pelea final que un día va a suceder en el Armagedón, ya está sucediendo individualmente.

Todo está bajo el control del Altísimo Señor de los Ejércitos.

Él va a permitir el cerco de todas las naciones a Jerusalén como ha permitido los conflictos íntimos del cristiano.

Pero, así como está escrito que los enemigos de Israel serán aniquilados, también sucederá eso con los enemigos del cristiano definido.

¿Qué pueblo existe en el Universo capaz de confrontar al pueblo del Señor de los Ejércitos y salir ileso?

El ensayo de la batalla del Armagedón ya comenzó en la mente de mucha gente indefinida.

En la práctica, muchos indefinidos todavía no optaron por tomar en serio la fe en el Señor Jesús.

En teoría sí.

La indefinición de la fe es la razón de los fracasos “cristianos.”

Si la fe es teórica, las Promesas también son teóricas.

Si la fe es práctica, las Promesas también son prácticas.

Todo depende del tipo de fe que se propone.

Quieren salvar el alma, pero no quieren renunciar al mundo de las ilusiones.

En la teoría, creen en la Verdad; en la práctica, andan en la mentira.

En la teoría, quieren andar de blanco; en la práctica, no quieren dejar los pecados.

En la teoría, aceptaron a Jesús como Señor; en la práctica, continúan sirviéndose a sí mismos.

A causa de eso:

Dios los entregó a pasiones vergonzosas;
Pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
Y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.
Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican. 
Romanos 1:26-32

Los indecisos en la fe se resignaron a vivir sin tomar una actitud.

A causa de eso ya están viviendo en el infierno de la batalla del Armagedón.

Porque el muro de la indecisión ya fue derribado.

Nadie más puede darse el lujo de ser neutral en la guerra entre la Luz y las tinieblas.

Se terminó el más o menos.

O es o no es de Dios.

Si es de Dios, habita en el Abrigo de Altísimo.

Si no es de Dios, ¿dónde habita?…

Fuente: bispomacedo.com.br

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *