Bahía de Mochima

coralesLas famosas playas de Mochima ofrecen mucho sol y aguas claras para los amantes de la tranquilidad. Caminar por sus blancas arenas y la posibilidad de nadar entre delfines, son algunas de las atracciones que pueden disfrutar quienes visiten estas tierras de encanto.

Sol, playa, arenas blancas, aguas cristalinas y la posibilidad de ver a una manada de delfines en su ambiente natural, es tan solo una parte de lo que se puede apreciar en el Parque Nacional Mochima, ubicado entre los estados Anzoátegui y Sucre, al nororiente del país.

Este lugar paradisíaco y destino turístico por excelencia está a unos 600 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una importante diversidad de ecosistemas, montaña y costa.

Para llegar a este parque se pueden tomar dos rutas, la primera irse hacia Puerto La Cruz, en Anzoátegui, hospedarse en alguna hotel o posada y consultar las agencias para tomar una lancha hacia Mochima.

Otra posibilidad es hablar directamente con los dueños de los “peñeros” para que hagan de “acuataxi”, trasladándolos así hacia los diferentes destinos como playa El Faro, Puinare, Isla de Plata, El Saco, Las Maritas, playa Blanca, Isla Arapo, La Piscina y playa Colorada, la cual tiene una arena dorada con tono rojizo que la hace mundialmente reconocida.

Si su deseo es escapar de la ciudad e internarse en el parque tome rumbo al pueblo de Mochima, donde encontrará variados sitios de hospedaje con precios solidarios y vistas sin igual. Algunas de las posadas cuentan con acceso al muelle desde donde parten las lanchitas que lo llevarán hasta las playas más conocidas.

Merecida pausa
Lo mejor para disfrutar de la naturaleza es visitar Mochima en temporada baja, los fines de semana hay afluencia de turistas pero no como en vacaciones, cuando conseguir donde dormir y comer se convierte en una verdadera odisea, alejada de la tranquilidad que muchos esperan obtener.

Quizás una de las mejores alternativas para un fin de semana es quedarse en Puerto La Cruz donde además de pasear por los centros comerciales, se cuenta con las comodidades y los servicios de la ciudad. El encanto del propio pueblo es el sosiego, la calma y el descanso asegurado en una zona de espectacular belleza.

Pasear entre los delfines ya no será un sueño, si se tiene suerte durante los trayectos en los peñeros estos hermosos cetáceos nadan alrededor de las embarcaciones, deleitando a grandes y pequeños. Lo más importante es que su contemplación se haga sin perturbarlos para que el disfrute sea mayor y éstos no se vayan.

Otras opciones
La fauna marina de este parque permite que los amantes del submarinismo y los aficionados puedan apreciarla en su esplendor. Corales, gusanos calcáreos, cangrejos, peces como el jurel, la sardina y el cabaña por citar algunos se dejan ver en las cristalinas aguas.

Armados de un snorkel (equipo que permite la respiración bajo el agua), unas chapaletas y una máscara los visitantes pueden nadar entre los corales, siempre y cuando no los maltraten, y gozar de las maravillas de estar en paz con la naturaleza.

Para personas más especializadas hay equipos de submarinismo profesional y operadoras que ofrecen paquetes instructivos en esta disciplina. Organizarse con tiempo es una excelente idea si se quieren hacer varias actividades, ponerse en contacto con las agencias y especialmente con los prestadores de servicios, que en su mayoría son pequeños empresarios que apuestan por el turismo.

Detalles

El Parque Nacional Mochima se encuentra a 600 metros sobre el nivel del mar, al noreste de Venezuela, entre las ciudades de Barcelona, Puerto La Cruz y Cumaná, y se extiende a lo largo de la costa, en un área de 94,935 hectáreas.

Su belleza es variada, tiene desde playas espectaculares como el Golfo de Santa Fe, el Archipiélago de la Borracha, la Península de Manare y la Bahía de Mochima hasta múltiples islas, muchas de ellas casi vírgenes, como las Islas Caracas y las Islas Chimaná, y una singular combinación de montañas que bailan con el mar.

Fuente: http://www.correodelcaroni.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *