Bastardo o rico

bastardorico

Es la historia de mi vida, de la suya y de la de tantos millones que viven en este mundo. Cuando tenemos eso que tanto deseábamos, eso ya no nos basta. Sin embargo, mi búsqueda solo cesó ¡cuando deseé tener el propio BASTA!

Y me ha dicho: Bástate Mi gracia; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad. 2 Corintios 12:9
¿Cuántos tienen salud, fama, familia, joyas, diplomas, influencia política, dinero, van a fiestas, hacen viajes, pero nada parece bastarles? Millones, billones…¡Parece que sus vidas son una constante búsqueda de “basta” en “basta”, hasta que nada de lo que poseen parece ser suficiente para aplacar ese deseo insaciable!

Pero, si no existe nada que baste, que sea suficiente en su vida, es porque le falta el BASTA de Dios. Y Su BASTA va más allá de soluciones de problemas, alcance de objetivos y realizaciones de sueños. ¿Sabe cuál es Su BASTA? ¿No? Entonces, sépalo ahora: ¡¡¡es el Espíritu Santo!!!
Pero, ¿por qué motivo sucede eso?
Porque solo la gracia de Dios nos BASTA.

¿Y cuál es la Gracia de Dios?
La Gracia de Dios es el Espíritu Santo, el Cual Se perfecciona en nuestras debilidades, con el objetivo de hacernos fuertes, para que permanezcamos y prevalezcamos.

Ahora podemos entender el motivo por el que aún teniendo salud, casa, dinero, familia o incluso el mundo a nuestros pies, aún así, eso no nos basta. Comprendemos por qué razón existen tantas personas que aparentan tenerlo “todo”, pero ese todo nunca les es suficiente o les basta, ¿y por qué? Porque no tienen el BASTA de Dios, que es el Espíritu Santo.

El BASTA de Dios es todo lo que necesitamos para ser verdaderamente felices y completos.
Es el punto de partida para todo en la vida, pues usted tiene el BASTA, todo el resto viene por añadidura y se convierte, en sí, solo en un complemento y no en el objetivo principal, pues este usted ya lo tiene, ¡es el BASTA!
A lo largo de estos 36 años hemos observado a millones de personas llegar a la Universal sin nada y hoy, porque fueron bautizadas con el Espíritu Santo, tiene todo, superan todo y conquistan todo.

Entonces, quien tiene el BASTA de Dios, no es atraído por nada, pues ya tiene todo. No le teme a nada porque ya venció a sus peores enemigos, a su propio yo, al miedo a la muerte y a los demonios. El “mundo” puede incluso llamar la atención, pero no le atrae, pues tiene el BASTA de Dios.

Y para quien quiera un BASTA definivo a su ansiedad, a su indefinición, a la situación vergonzosa que vive en el área amorosa, familiar, profesional, etc.,…solo existe un camino, y ese es el BASTA de Dios, el Espíritu Santo, que nos hace fuertes, tal como Él es FUERTE.

YO NO TENGO fama, dinero, experiencia, diplomas, pero, porque tengo EL BASTA de DIOS – QUE ES SU ESPÍRITU – ¡¡¡soy 100% RICO!!! ¿Y usted?

Fuente: bispomacedo.com.br

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *