Bursitis: la dolencia de la actualidad

bursitis

La bursitis es la inflamación o irritación de la bursa. La bursa es una bolsita llena de líquido lubricante, ubicada entre los tejidos como el hueso, el músculo, los tendones, y piel. Las bursas ayudan a disminuir la fricción e irritación y ayudan a que las articulaciones se muevan más fácilmente. Hay más de 150 bursas en el cuerpo. La bursitis ocurre cuando una bursa se inflama; y esto causa dolor e incomodidad. El dolor puede aumentarse lentamente o puede ser instantáneo y severo, especialmente cuando hay depósitos de calcio también.

En la mayoría de los casos, la bursitis está causada por pequeños traumas repetitivos en la zona, o por una lesión más severa y rápida. Las causas comunes de la bursitis son el sobre-uso, estrés, o trauma directo a la articulación, específicamente con traumas repetitivas o presión prolongada cuando estas de rodillas. La bursitis también puede ser causada por una infección, por artritis, o por la gota. Muchas veces la causa es desconocida.

Actividades del trabajo o de jugar que causan sobre-uso o lesión a las zonas de las articulaciones, por ejemplo: Jardinería, rastrillar, carpintería, trabajar con la pala, pintar, cepillar, deportes (el tennis, el golf, tirando la pelota, etc.).Estrés en los tejidos blandos por una articulación o un hueso anormalmente posicionado o mal posicionado (como cuando las piernas tienen diferentes alturas o hay artritis en una articulación). Una postura incorrecta y otras enfermedades o condiciones (la artritis reumatoide, la gota, la soriasis, trastornos de la glándula del tiroides, o reacciones secundarias a medicamentos) y raramente, de alguna infección

Las bursas se encuentran en muchos sitios diferentes en el cuerpo. Sin embargo, hay ciertas articulaciones que están más afectadas por presiones altas y por uso repetitivo, y es más común desarrollar bursitis en estas zonas. Estas articulaciones incluyen los hombros, los codos, las rodillas, y los pies. Las bursas que están cerca de las articulaciones de las caderas, particularmente las que están en las partes laterales de las caderas y las de las nalgas (que están afectadas por la presión de estar sentado) también son sitios muy comunes para desarrollar bursitis.

Prevención

Debido a que muchos de los casos de bursitis están causados por el sobreuso, el mejor tratamiento es la prevención. Es muy importante evitar las actividades que causan el problema. Si existen otras condiciones, como diferencias en el tamaño de las piernas, mala postura, o mala técnica en los deportes o en el trabajo, deben ser corregidos antes de nada. Algunas posiciones, como por ejemplo estar sentado o de rodillas, pueden aumentar la presión de las articulaciones significativamente.

La mayoría de los casos de bursitis se quitan solos en unas pocas semanas. Ve a hablar con tú medico si tienes cualquiera de las siguientes señales o síntomas, que pueden indicar infección:

-Si tienes dolor que afecta tus actividades diarias, o si tienes dolores que no mejoran con cosas simples que puedes hacer tu mismo.

-Si tienes recaídas.

-Si tienes y fiebre y el sitio afectado por la tendonitis está rojo o inflamado (hinchado o calentito).

Además, vete al médico si tienes otras enfermedades médicas que pueden aumentar tu riesgo de infección, o si estas tomando unos medicamentos que pueden aumentar el riesgo, como por ejemplo los cortico-esteroides o los immunosupresivos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *