¿Caminamos hacia el fin?

fin281016

En el libro bíblico de Mateo, en el capítulo 24, Jesús les revela a Sus discípulos las señales que anteceden a Su segunda venida.

Entre ellos, el Señor Jesús destaca que vendrán muchos en Su nombre, y engañarán a muchos; habrá guerras y rumores de guerra y gran aflicción, como nunca hubo en todo el mundo – terremotos, pestes, catástrofes en todos lados. Pero, resalta que, a causa de los escogidos, aquellos días serían abreviados, de lo contrario nadie sería salvo.

Sin embargo, en el versículo 32, Él menciona una que es la señal más evidente del regreso del Señor Jesús: “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.”

Obispo Macedo explica que la higuera mencionada en este versículo representa a Israel. En varias profecías en la Biblia Israel es representada por la higuera. Cuando Adán y Eva pecaron, recurrieron a las hojas de una higuera para hacerse vestimentas para sí mismos. Según el obispo, esa higuera ya era una profecía sobre Israel. Las hojas de la higuera no podían quitar el pecado, solo cubrirlo. Lo que quitó el pecado de ambos fue cuando Dios mató a dos animales e hizo vestimentas para cubrir la desnudez definitiva de la pareja. Él mató a dos animales, porque ambos habían pecado y la Salvación es individual.

El obispo aclara que cuando el texto dice que sus ramas se renuevan, las ramas viejas murieron y ahora surgen nuevas ramas, sabéis que el verano está cerca, se refiere al retorno del pueblo judío a la Tierra Prometida. Esa es la señal más grande y más evidente que el regreso del Señor Jesús está cerca.

Israel: el termómetro en el mundo

El pueblo de Israel fue dos veces expulsado de su tierra. Primero, cuando fue llevado cautivo a Babilonia, y allí permaneció durante 70 años. Segundo, cuando ya había regresado, una vez más fue expulsado por los romanos que invadieron a Jerusalén, la quemaron y la dejaron desolada. Y así quedó durante casi 2 mil años.

Pero lo que sería teóricamente imposible sucedió. En 1948, después de la 2ª Guerra Mundial, en la cual 6 millones de judíos fueron asesinados, surgió nuevamente la nación de Israel, el termómetro en el mundo. Todo lo que sucede allí se refleja en el planeta. A partir del retorno del pueblo judío a su tierra, comenzaron los problemas sociales en el mundo: el terrorismo, las muertes, las guerras, etc…

“Nosotros ya estamos viviendo el fin de los tiempos. Cada año que pasa se pone peor, porque el diablo sabe que se acerca el fin de su reinado”, afirma el obispo Macedo.

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” (Mateo 24.29-31)

Este pasaje bíblico se refiere al arrebatamiento de la Iglesia del Señor Jesús. Poco después de este acontecimiento comenzará el período de la Gran Tribulación.

¿Quiere saber cómo será? Participe del Estudio del Apocalipsis, todos los domingos, en la Universal ubicada en Boulevard de Sabana Grande diagonal a la aestación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *