Camisa de vestir: elija la correcta

camisa-correcta

Incluso quien no es un experto en ropa ya oyó hablar de la estilista francesa Coco Chanel, que no revolucionó la moda, sino el estilo: Ella simplemente hizo que las mujeres usen a su favor algo típico en el vestuario de los hombres: la practicidad. Por eso, varias de sus piezas nunca dependieron de las tendencias. Siempre son actuales, durables y sofisticadas en su simplicidad.

Exactamente como la camisa formal masculina debe ser. Tiene que quedar bien en el cuerpo y pasar una imagen positiva. De nada serviría la mejor y más cara del mundo si no le queda bien. Sí, las personas se fijan en eso. Intente ir con una camisa mal combinada a una entrevista de trabajo, por ejemplo.

Por eso, aquí tiene algunos consejos que lo ayudarán al momento de la compra y que sirven para casi todos los tipos físicos – estamos hablando  de la caída, no de colores o estilos, pues eso será tema para otro artículo. Sigamos.

Cuello: Usted debe cerrar el botón y dejar exactamente el espacio de un dedo entre él y su cuello, sin forzar. También evite los que son muy duros, pues causarán incomodidad.

Hombro: La costura vertical que junta la manga a la camisa debe estar exactamente donde termina el hombro y comienza su brazo. Si queda más cerca del cuello, apretará en las axilas y limitará el movimiento. Más largo, parecerá una hombrera flotante – y usted no es un personaje de  Shakespeare.

Cintura: Cuando se pusiera la camisa dentro del pantalón, no debe sobrar mucha tela para los costados, la que cae sobre el cinto.

Botones: Tienen que cerrarse fácilmente, sin la impresión de que van a saltar lejos, de tan apretados, y sin dejar vacíos en la tela entre ellos.

Brazo: La manga debe ser levemente más ancha en el codo que el puño. Así, sobra un poco de tela cuando usted dobla el brazo. Nada de sobras exageradas, encima o abajo.

Puño: Deje un pequeño espacio entre el puño de la camisa y su muñeca – lo suficiente para usar un reloj de manera cómoda sin perder la circulación.

Manga: No puede sobrar o faltar. Mire el lado interno de su muñeca. Hay en él dos líneas entre el brazo y la mano. La manga debe terminar en esa región.

Longitud: Ni mucho, ni poco. Lo ideal es que la camisa no pase mucho del cinto. Si eso sucede, sobrará demasiada tela para poner dentro del pantalón y no quedará muy prolijo. Tampoco debe quedar justo en el cinto, pues se saldrá del pantalón si usted hace algunos movimientos.

¿Usted tiene camisas que le gustan, pero que no encaja 100% en los detalles de arriba? Pase por la costurera o por el sastre y vea si el precio para hacerle algunos ajustes conviene. Recuerde: la practicidad siempre.

Ropa y cuerpos correctos

Claro que una camisa formal debe tener una buena caída, pero un cuerpo saludable ayuda mucho a la elección de la ropa, ¿Está de acuerdo? Sin hablar de la salud, que aún es más importante. Y la suya ¿cómo está? ¿Su peso es realmente el ideal para su calidad de vida?

Para eso, son necesarias una alimentación correcta y actividad física. Y disciplina ¡claro! No espere más y vea los consejos sobre eso en el Desafío #31, haciendo clic aquí.

El que guarda siempre tiene

No basta comprar bien. El modo en el que la prenda de ropa se lava y guarda, influye mucho en la durabilidad, ¿usted sabía? Una pieza bien cuidada puede durar años, en muy buen estado. El sitio Organice Su Vida tiene consejos muy interesantes – ¡y simples! – sobre eso.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *