casa-hogar290317

Todo en nuestra casa habla de ti: los muebles modernos o clásicos, los colores cálidos o fríos, la decoración elaborada o la sencillez.

Pero muchas mujeres no reconocen esto. Ven su hogar como un lugar para dormir, comer y descansar. Muchas veces sus hogares no están bien cuidados. Cuando se habla de ello en una conversación utilizan la excusa: “¡No tengo tiempo!”

Las mujeres de generaciones previas eran mucho más conscientes de sus hogares, se preparaban para ser buenas damas de casa desde una edad temprana. Por eso existe la expresión“la reina de la casa”. 

En el hogar, una mujer decide lo que se come y la cena. Ella es la que pone todo en su lugar. Ella era la que compraba cosas y llevaba a los niños al colegio.

Para muchas mujeres, este cuidado especial por el hogar es visto como una “misoginia”. Pero ¿Qué problema hay con cuidar de tu familia, de tu marido y de sus cosas? Puedo percibir a algunas lectoras pensando:

“Pero yo trabajo afuera, ¡no tengo tiempo para cuidar de mi casa! ¿Por qué esto se espera tan solo de las mujeres?”

Los hombre pueden ayudar, pero debemos admitir que las mujeres sabemos como cuidar mejor del hogar! Durante miles de años, esa fue nuestra mayor responsabilidad. Por eso somos más detallistas, organizadoras, planeadoras, decoradoras y demás.

Puede que hasta digas:“¡Yo no tengo estas habilidades! No puedo cocinar y odio planchar…”

El problema es que tu, como muchas otras mujeres de hoy en día, os dejáis influenciar por la idea de que cuidar de una casa es misoginia.

Esto no quiere decir que no puedas trabajar afuera, estudiar o hacer una carrera, sino que tienes que entender que, a pesar de todo esto, no puedes dejar de ser “la reina de tu casa”. ¡Dedicarle un tiempo a tu hogar es, dedicarte un tiempo a ti misma! ¿No te sientes mejor cuando dejas tu habitación y le echas un vistazo a tu cama recién hecha?…. ¡Ah, sin mencionar la alegría de ver a tu marido en casa, respirar hondo y decir: “¡Por fin solos!”

Hay mujeres que les gusta ser diferente a sus maridos y viceveresa. Las diferencias de una pareja es lo que los completa. El hombre cuida de la mujer y ella cuida de él.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *