Cómo incluir vegetales en la alimentación

ensalada-creativa

Todos sabemos que las verduras son parte de una buena y balanceada comida. Pero la pregunta es cómo haces para incorporarlas en la comida y sobre todo, para que tus hijos dejen de pensar que las verduras no son sabrosas.

Incluir verduras en las comidas es fácil y lo puedes hacer sin cambiar mucho las rutinas de comida de tu familia ni los tipos de platos que sueles servirles.

Verduras como merienda

A todos los niños les encantan las meriendas. Para que tus niños se acostumbren a comer más verduras, trata de incluirlas en cada oportunidad.

Puedes darles a los niños trocitos de apio y zanahoria con un poco de mayonesa. Son deliciosos y fáciles de empacar en una bolsita y llevar a todos lados.

Varía su preparación y presentación

La manera de cocinar las verduras altera su sabor. Por eso, para que ni tú, ni tu familia se aburran comiéndolas, varía su preparación.

Puedes sazonar las verduras en una salsa a tu gusto y asarlas. Son un acompañante perfecto para platillos de carne y un ingrediente original con pasta y arroz. Prueba con sólo agregarle verduras al arroz o combinarlo con tomate y mayonesa que algunos acostumbran hacer para su familia.

Sopas y licuados

Una forma de comer más verduras es agregándolas a sopas o licuándolas en ricos jugos.

Por ejemplo, añádele un simple especia de morrones verdes o rojos, cebolla y cilantro fresco a una sopa para darle un toque extra de sabor y aun más vegetales. Si quieres preparar una sopa rica en proteínas así como verduras, opta por una sopa de verduras y carne. ¡Un plato completo y delicioso!

Para hacer licuados de vegetales, elige varias verduras naturales y añádeles jugo de fruta para licuarlas. Por ejemplo, combina la zanahoria con jugo de naranja en una juguera para hacer un licuado refrescante y delicioso.

Con un poco de imaginación puedes incorporar verduras a tus meriendas, comidas e incluso bebidas de todos los días. Por tu parte, no tendrás que cambiar mucho tus rutinas de cocina y a tu familia e hijos les fascinará la variedad con la que incorporas las verduras en sus platos y bebidas.

6 buenas razones para comer más frutas y verduras:

– Su alto contenido en agua facilita la eliminación de toxinas de nuestro organismo y nos ayuda a estar hidratados.

– Son ricas en fibra, por lo que su ingesta contribuye a regular la función intestinal y a corregir el estreñimiento.

– También son fuente de antioxidantes, que nos protegen frente a ciertas enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

– Proveen a nuestro organismo de múltiples vitaminas y minerales, lo que fortalece el sistema inmunitario.

– Ambas contienen el mínimo de grasa.

– Aunque las frutas son fuente de calorías, siempre será mejor comer un mango o un tazón de papaya como colación o postre para saciar tu antojo de azúcar, en lugar de cualquier golosina procesada.

Puedes ver más ideas en nuestra sección de CULINARIA

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *