Cómo incorporar hábitos saludables en su vida

caminar

Para la mayoría de las personas el día parece no tener suficientes horas para llevar a cabo todo lo que tienen que hacer. Y se puede sentir como un factor de estrés adicional cuando usted trata de integrar hábitos saludables a su horario ajetreado.

Pero si usted hace tiempo para los hábitos saludables, usted tendrá reservas adicionales de energía que reducirán el estrés y le ayudarán a superar los retos de la vida.

Aquí tenemos algunas cosas que usted puede empezar a hacer ahora mismo para hacer que los hábitos saludables sean una parte, relativamente sin dolor, de su rutina :

1 . Beba agua durante todo el día. Usted ya lo sabe, pero se lo diremos una vez más: el agua es una sustancia-todo-uso milagrosa . Es muy bueno para la piel, el sistema digestivo y el sistema circulatorio, también ayuda en la pérdida de peso y en la reducción de la celulitis . Si usted se siente cansado durante el día, frecuentemente es porque no está bien hidratado . Beba agua durante todo el día, tenga siempre con usted una botella o un vaso. Si los tienes cerca, será más fácil recordarse. Si no te gusta el «sabor” del agua, tenga siempre algunos limones a la mano, para que pueda agregar una rueda al agua – esto cortará todo el amargor, añadirá un poco de vitamina C y le dará un sabor interesante.

2 . Reduzca la cantidad de refrescos y de café que bebe. El azúcar y cafeína deshidratan y crean picos de energía que son seguidos por bruscas caídas, son, definitivamente, agotadores de energía. Sustitúyalos con bebidas como el té verde o jugo de fruta 100% natural.

3 . Reemplace los alimentos altos en azúcar con las versiones bajas en azúcar. Disminuir la cantidad de azúcar refinado que consume, le ayuda a reducir calorías y el aumento de peso y también ayuda a evitar los bajones de energía que provienen de la retirada total de azúcar de la dieta. En la lista de productos con alto contenido de azúcar refinada se encuentran la mayoría de los refrescos, cereales, productos de panadería , y por supuesto , dulces y helados. Busque alimentos bajos en azúcar o versiones sin azúcar de estos, o simplemente opta por bocadillos saludables en su lugar .

4 . Tenga siempre a la mano bocadillos saludables. Palitos de zanahoria o de queso, frutos secos (como maní, nueces, etc.) y  deshidratados, frutas frescas,  yogur, galletas integrales, mantequilla de maní, cecina de pavo , etc. Tener bocadillos saludables a su alrededor le ayudará a evitarse la tentación de las tiendas de conveniencia y las opciones de comida rápida. Lea algunas ideas para la merienda más portátiles.

5 . Tómese el tiempo para planificar comidas saludables para su semana. Tómese unos 15 minutos más o menos para planificar sus comidas. Piense en platos sencillos. Entonces, cuando vaya de compras al supermercado, haga sus compras tomando en cuenta las comidas que serán preparadas durante la semana. Esto le ayudará a evitar tener que elegir alimentos menos saludables o comida rápida.

6 . Compra algunos ingredientes congelados listos para cocinar. Las frutas y los vegetales congelados tienen alto contenido de minerales y vitaminas que se conservan después de ser congelados. Aunque a usted le encante tener siempre  frutas y verduras frescas, es bueno tener también productos congelados a su disposición como complementos rápidos para las comidas. Además, algunos mercados venden pechugas de pollo deshuesadas y congeladas y una amplia variedad de pescados en bolsas con cierre deslizable. Éstos son ideales para comidas rápidas y saludables.

merienda7 . Prepare su almuerzo en la noche anterior. Esto le dará un tiempo libre extra en la mañana y asegurará que usted tenga una comida saludable durante el día. No se olvide de llevar también sus bocadillos.

8 . Cocine porciones doble de lo que está cocinando. Al preparar la cena, sobre todo en los fines de semana, cocine a más y congele para usarlo en otra cena o el almuerzo. De esta manera, tendrá una comida saludable lista para llevar cuando tenga prisa.

9 . No sea tan dura consigo misma. Si usted está estresada por tener que preparar comidas saludables todos los días, usa lo que algunos expertos llaman la regla «80/20» en su alimentación. Si el 80 por ciento de lo que come es saludable, entonces permítase algo diferente el los otros 20 por ciento restantes de su comida. Usted y su dieta sobrevivirán .

10 . Encaje ejercicios donde pueda. Los expertos recomiendan que los adultos deben ejercitarse por lo menos 30 minutos tres veces por semana. Fíjese este objetivo, pero no se torture si no puede cumplirlo. Cualquier cantidad de ejercicio es mejor que ninguna. ¿No tiene tiempo para ir a un gimnasio ? Construya un stock de videos de ejercicios – muchos tienen rutinas que usted puede completar en 20-40 minutos . Utilice pesas de mano o haga abdominales, levantamiento de piernas y “lunges” (zancadas) mientras ve la televisión . O invierta en una bicicleta estática – así podrá pedalear mientras lee su libro favorito. Piense en lo que sería más interesante para usted y lo que mejor se adapte a su horario y presupuesto.

11 . De una caminada durante el día. Incluso 20 minutos pueden hacer una gran diferencia en su nivel de energía, además de darle la oportunidad de descansar la mente. Si va a caminar con un amigo o compañero de trabajo, también le da la oportunidad de socializar.

12 . Siempre que sea posible, camine. Aumente la cantidad de tiempo que usted camina, y disminuya el tiempo que pasa sentado o manejando. No le tomará mucho tiempo estacionar un poco más lejos de la entrada de la tienda, o hacer una visita personalmente a un amigo o familiar,  en lugar de llamarlo, o de enviarle un SMS o correo electrónico .

13 . Duerma lo suficiente. Aún cuando usted gana más tiempo en su día si duerme menos, usted será menos eficaz en todo el día, pues su nivel de energía y su funcionamiento cognitivo disminuirá. La falta de sueño también le hace más susceptible a la enfermedades. Cuando usted duerme lo suficiente, se torna más eficiente mientras está despierto.

Comience a integrar algunos o todos estos hábitos hoy mismo en su día a día. Hazlos parte de su rutina normal. Usted se sorprenderá de cómo le tomó poco tiempo y del gran bien que le ha hecho sentirse!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *