Cómo mantener la casa ordenada

casaordenada

Una casa desordenada es sinónimo de problemas y es una de las cosas que automáticamente te hará poner de mal humor. Si deseas cambiar el aura de tu vivienda por una vibra más positiva, entonces debes empezar por mantener tu casa lo mas ordenada posible.

Haz la cama

Lo que empieza mal termina mal, por eso importante que te asegures de hacer las cosas bien desde que comienza el día. Arreglar la cama apenas te levantas es un hábito que permitirá automáticamente que tu cuarto se vea más ordenado. Hacer la cama no te llevará más de cinco minutos y garantizará que al llegar la noche tu cama luzca lo más apetecible posible para conseguir un sueño reparador. Inculca este hábito en todos los miembros de la familia y lograrás que la casa se vea más arreglada.

Revisa los armarios cada cierto tiempo

Los armarios suelen ser los cementerios de todas las cosas que no queremos, usamos o necesitamos. Es importante que estos no se conviertan en depósitos donde acumulamos cosas, así que lo recomendable es que cada cierto tiempo te dediques a arreglar tu clóset, sacar todo lo que está sobrando y donarlo a una persona que lo necesite.

Fija el momento en el que lavarás la ropa

Es importante que marques en el calendario el momento en que lavarás la ropa, tal cual como si fuera una cita. Decidas hacerlo todos los días en pequeñas cantidades o una vez a la semana, es necesario que respetes y cumplas el momento que has seleccionado para deshacerte de la ropa sucia. De esta manera evitarás acumulación de prendas regadas por doquier o que tu cesta de la ropa sucia esté repleta.

Limpia después de cocinar

La clave de una casa ordenada es no dejar las cosas para después. Una de las áreas de la casa que más se ensucia y desordena es la cocina. Cuando termines de cocinar lava los platos, cubiertos y ollas que utilizaste, así como el área de las hornillas y horno. Luego regresa cada cosa al lugar que corresponde y de ser necesario barre y limpia el piso para quitar sucios o residuos de grasa.

Deja los espacios ordenados después de usarlos

Si viste una película en el sofá y dejaste caer al suelo los cojines o la alfombra se movió de su lugar, vuelve a poner todo en su sitio. Lo mismo sucede si terminaste de comer: lo ideal es que recojas la mesa y la dejes lista para la próxima vez que la vayas a usar.

Asea diariamente

Además de poner las cosas en su lugar, es importante limpiar todos los días. No es necesario hacer una limpieza profunda, pero revisa que las superficies del baño, la cocina o el piso estén libres de polvo o manchas. Lo importante es actuar a la brevedad posible, así que si cualquier cosa se cae, vierte o rompe, lo ideal es limpiar al instante.

Fuente: emedemujer.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *