¿Cómo será tu vida después de los 60 años?

El envejecimiento saludable depende de elecciones diarias a lo largo de la vida¿Alguna vez has pensado qué adulto mayor quieres ser en el futuro? ¿Cómo será tu vida después de los 60 años? Si aún no lo has hecho, es un buen momento para reflexionar.Actualmente, la esperanza de vida en México es de 79.9 años. Un gran salto a comparación de los años 60, cuando la esperanza de vida era de 57 años.Pero no sirve de nada pensar solamente en la edad cronológica, explica la geriatra y psiquiatra Roberta França. «Hoy nosotros trabajamos con la funcionalidad, que es en cómo su cuerpo va a funcionar a lo largo del envejecimiento. Hay adultos mayores de 95 años que viajan, caminan, tienen autonomía y otros de 70 años que están en una silla de ruedas».Según ella, el envejecimiento depende en gran parte de las elecciones que hacemos a lo largo de la vida. «Necesitamos entender que el envejecimiento es un proceso. Por eso, es fundamental pensar en la prevención antes del surgimiento de enfermedades».Algunos cambios más significativos empiezan a sentirse a partir de los 50 años. «Tenemos una disminución del metabolismo, notamos algunas cuestiones relacionadas con la ralentización de los movimientos, la pérdida de masa magra y el aumento de masa de grasa, pero no sirve de nada pelear con la edad, es necesario ser amigo de ella, comprender que hay pérdidas y ganancias», dijo Roberta França.Por su parte, el geriatra Norton Sayeg advierte que es importante diferenciar los cambios normales de las enfermedades que necesitan ser tratadas.«Las personas confunden lo que es normal con lo que es común. La pérdida de memoria no es normal en la tercera edad, pero es algo común, que debe ser investigado. En algunos casos, puede ser contrarrestada con tratamiento médico. La pérdida de audición tampoco es normal y, en algunos casos, puede ser resuelta de manera simple, como con un lavado que va a mejorar la calidad de vida», afirmó.Él agrega que algunas enfermedades son silenciosas. «El secreto es mantener hábitos saludables y continuar el seguimiento médico a lo largo de la vida. Hay enfermedades como la hipertensión y la diabetes en las que el paciente no siente nada durante años. Cuando él tiene síntomas, la enfermedad ya está avanzada y puede acarrear complicaciones».

Related Posts