Esta es la pregunta que muchas personas se hacen, ya que hay muchos cristianos que se sienten fuertes espiritualmente mientras están dentro de la iglesia, pero, al salir, ya no tienen fuerzas para resistir a las embestidas del mal y, por eso, dejan de confiar en las promesas Divinas.

A diferencia de lo que algunos piensan, la fe no depende del ambiente en el que la persona se encuentra, ni tampoco de las circunstancias en las que vive. Porque el que realmente tiene fe en Dios puede estar sumergido en un mar de problemas, pero, aun así, creerá que su Señor lo librará. Ahora bien, esta creencia, que es la fe, necesita un “combustible” especial.

A continuación, vea lo que está escrito:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios.” Romanos 10:17

La fe nace cuando el ser humano se predispone a oír la Voz del Altísimo a través de las Sagradas Escrituras. Por eso, es importante que el cristiano preste mucha atención a las prédicas que se realizan en la iglesia y que, sobre todo, se instruya en las enseñanzas de la Biblia. De esta manera, al aplicarlas en su vida, sabrá cómo vencer las dificultades con la dirección de Dios.

Entradas relacionadas