¿Cómo usted reacciona ante los problemas?

dina
Todos tenemos problemas, pero las personas tienen diferentes maneras de reaccionar ante ellos, y eso hace toda la diferencia, de esto dependerá el resultado.
Tenemos el ejemplo de José y Dina, hijos de Jacob, los dos eran hermanos, tenían la misma educación, las mismas enseñanzas y ambos pasaron por situaciones muy difíciles. El abuso de Dina y la culpa después de ver el pueblo destruido probablemente por su propia curiosidad de haber seguido su deseo de conocer a las hijas de la tierra y encontrarse con personas que no tienen sus costumbres o el Dios de Israel, y José, que sufrió la traición y la injusticia, la envidia y, vendido por sus hermanos, se encontró separado de su familia y solo en un país extranjero, fue encarcelado injustamente acusado de algo que no hizo.
La diferencia estaba en cómo cada uno de ellos reaccionó a la tragedia.
Veamos:
Dina:
• se encerró en su propio mundo
• se rindió al sufrimiento y nunca fue feliz ni realizada
• vivió triste
• no reaccionó
• no superó el dolor
• simplemente desapareció de la Biblia, ella no conquistó lo mismo que sus hermanos, que se convirtieron en las tribus de Israel
José:
• no entregó su fuerza para el dolor y la tristeza
• no guardó resentimiento de sus hermanos, se mantuvo limpio ante Dios
• decidió hacer la diferencia en cualquier situación, incluso mientras estaba encarcelado
• buscó fuerzas en Dios, decidió seguir adelante
• aprendió a perdonar
• no pagó con la misma moneda
• luchó usando su fe y obediencia
• siempre mantuvo su carácter como un hombre de Dios
Y usted, ¿cómo ha reaccionado ante los problemas?

Haga como José, no entregue su fuerza al sufrimiento, Dios está con usted y usted puede ser feliz.

Haga algo por si mismo, o quedará enterrado en su propio sufrimiento.

Tania Rubim

Related Posts

One thought on “¿Cómo usted reacciona ante los problemas?

  1. Simplemente abrió mis ojos, no sabia sinceramente de la existencia de esta hermana. Creo que un porcentaje muy bajo oyó hablar de ella. Cuando no somos la propia diferencia, acontece lo mismo con nosotros. Si queremos que las personas escuchen hablar de Dios más de seguido, entonces debemos actuar como José lo hizo. El hizo historia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *