Cómo vencer la ansiedad

mariposa-azul

La ansiedad no vacía su futuro de tristezas pero sí su hoy de fuerzas. Fuerzas que usted necesita para crear una solución y ejecutarla. La ansiedad le hace vivir el mismo problema mil veces antes de que suceda. Le hace temer algo que solo existe dentro de su imaginación.

A causa de la ansiedad, unos se paralizan y otros se precipitan. No toman ninguna actitud o se apuran y provocan un desastre.

Afortunadamente hay un antídoto contra ella.

Lo contrario de la ansiedad es la calma, la tranquilidad con buenas dosis de confianza y certeza de un resultado positivo. Resumiendo en una palabra: la fe.

¿Fe en qué o en quién?

En alguien que le puede garantizar un resultado positivo. Jesús una vez enseñó sobre la ansiedad y dijo que, para superarla, usted tiene que detenerse y pensar. Mire un campo o un bosque y pregúntese: ¿Quién alimenta a los animales y a los pájaros que viven allí? ¿Quién hizo a aquellas plantas, flores y mariposas en sus mínimos y bellísimos detalles? ¿Quién es su jardinero o quién les da de comer?

La conclusión es que Alguien superior al ser humano, con poderes infinitamente mayores, cuida todo eso.

Y la buena noticia es que ese Alguien es nuestro Padre. ¿Y cuál es el padre que no sabe lo que su hijo necesita? ¿Cuál es la madre que ya no dejó de tener para sí para darle al hijo? ¿Será que este Padre, que cuida tan bien de plantas y animales, no cuidará de Sus hijos?

Esta es la base de la fe que anula y vence toda ansiedad de su corazón.

Si usted está ansioso por cuestiones amorosas, financieras o profesionales; si una situación o evento inminente le trae miedo; si una inseguridad y temor de que lo peor puede suceder con usted…

Deténgase.

Piense. Eleve su mente a Dios. Hable con Él sobre sus temores. Cuéntele a Él lo que le preocupa. Y después cállese. Oiga en su interior una calma confirmación de que Él va a cuidar de usted.

Entonces respire profundo y descanse.

Él no suele fallar.

Obispo Renato Cardoso

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *