timidez111116

La timidez causa malestar y aprensión. Ella hace que las mejillas se ruboricen, que las manos se enfríen y tiemblen frente a la situación que deja a la persona incómoda, principalmente en un ambiente social. Es perjudicial, porque hace que el tímido tenga gran desventaja en comparación con aquellos que no tiene dificultad para sociabilizarse, como el extrovertido.

Por otra parte, la persona evita lugares amplios por temor de enfrentar situaciones que la expongan delante de muchas personas. Ella prefiere pasar desapercibida delante de cualquier hecho. Y no es solo eso, la timidez le genera angustia, inseguridad, miedo y otros síntomas perjudiciales.

¿Usted ya sintió algo parecido?

La escritora y conductora del programa La Escuela del Amor, Cristiane Cardoso, advierte sobre este mal y da consejos para liberarse, poco a poco, de la timidez. En primer lugar, la persona debe hacer algo que sea fuera de lo común. Una especie de ejercicio. “No tiene que ser algo grande, pero es necesario que tome alguna actitud”, enseña.

Tal vez, prolongar una conversación con un familiar. Sonreírle a su prójimo. Estar disponible para ayudar a alguien con mensajes edificantes. Por más simples que la actitud parezca, ya es el inicio para conquistar el cambio.

Pero eso no basta. Es necesario dejar de pensar en cómo se sentirá delante de una situación y hacer proyecciones de algo que ni sucedió. Sepa: lo que importa realmente es si su actitud ayudará a alguien. Por eso, no permita que su timidez le impida actuar en favor de alguien.

“Sea osado en su caminar. Mire hacia adelante, nunca para abajo. Ponga en práctica aquella idea que usted tenía guardada hace años. Si no funciona, por lo menos usted intentó. Las personas que nunca intentan, nunca salen de su zona de timidez”, aconseja Cristiane.

Cuando la timidez intente estorbar, sea positivo. No diga, ni en su pensamiento, que usted no es capaz de enfrentar aquella dificultad o lograr realizar la tarea que le fue encargada con éxito. En los momentos de aflicción, pídale dirección a Dios. Por medio de Su Palabra es posible encontrar la solución y la salida.

El mejor camino para vencer la timidez es estar firme en la fe. Acérquese al Altísimo y su vida será transformada. Con Dios usted se hace fuerte para enfrentar cualquier obstáculo.

Participe en la Reunión de Liberación, que se realiza todos los viernes a las 7 am, 10 am, 12 m, 3 pm, y especialmente a las 7 pm, en la Universal de Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Para encontrar la dirección de la iglesia más cercana a su hogar ingrese aquí.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *