Como vencer la timidez

timidez

Según estudios, la timidez ha sido hoy la causa de las mayores molestias personales y también de perjuicios profesionales. Para ayudar quien enfrenta ese problema, decidí contar un poco de mi historia.

Como usted, amiga lectora, varias veces a lo largo de mi vida, enfrenté batallas interiores y exteriores enormes, la timidez fue una de ellas. Aún después de convertida y bautizada con el Espíritu Santo, luché para vencerla.

Ella surgió en la infancia y se instaló definitivamente en la adolescencia. No sé decir la razón, pero puedo garantizar que los desajustes familiares contribuyeron mucho para que el problema creciese.

Usted ya debe haber reparado que cuando un niño es tímido, no da trabajo, es buenito, por lo tanto, no incomoda a nadie. Maestros y padres se quedan tranquilos con aquel pequeño ser casi invisible.

Acontecía eso conmigo y el sentimiento de inadecuación solo iba creciendo adentro mío. Sentía dificultad hasta en hacer una pregunta frente a los demás y presentar los trabajos de la escuela.

En la adolescencia, mientras las jóvenes querían mostrarse y estar en evidencia, yo quería esconderme. Entrar y salir sin que nadie me viese era mi sueño.

En mi concepción, todos eran más importantes, más inteligentes y hacían las tareas de mejor manera.

En función de la timidez, dejé de ir a lugares y de hacer muchas cosas, infelizmente. Situaciones de exposición me dejaban en pánico. Sentía taquicardia, me ponía roja, me sudaban las manos, perdía la línea de raciocinio, en fin… Total incómodo. Recibía consejos, pero nada sirvió mientras no tomé una actitud.

Pero hubo un episodio que me dejó muy indignada conmigo misma, lo que me hizo decidir salir de la zona de conforto (porque yo siempre tenía la excusa: “Soy tímida, dame cualquier otra tarea…”).

Yo era obrera, y me pidieron para orar con un grupo de personas. Parecía que yo ni sabia hablar, jeje… de tanta vergüenza. Regresé a casa indignada y hablando con Dios.

Pasé a usar la fe para enfrentar lo que yo sentía, aún sintiéndome mal y a veces ridícula. En lugar de huir de las situaciones, decidí enfrentarlas. Y aquello que parecía un monstruo invencible se fue tornando un gatito, jeje.

Hoy logro hacer cosas imposibles para una persona tímida y les cuento todo eso para que, con mi relato, usted se llene de coraje y ya no sea perjudicada por ese mismo mal.

Si ahora allá del otro lado está una persona que llegó al limite y está cansada de desistir, perder o frustrarse, le invito a cambiar su vida y su destino.

¿Sabe cómo?

Una decisión. Una elección suya cambia todo.

Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

One thought on “Como vencer la timidez

  1. Hola, yo tengo 20 años de edad, siempre he sido muy tímida y callada, pero a la hora de ir a la iglesia me suelto un poquito, pero no lo suficiente para alabar al Señor, hay personas cerca de mi que no conocen a Jesús y yo quiero invitarlas a la iglesia pero por causa de mi timidez aún no lo consigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *