Cómo vivir de manera inteligente

mirar-a-Dios

El Rey Salomón, hijo y sucesor del Rey David, fue y es considerado el hombre más sabio y rico de todos los tiempos. Autor de la mayor parte del libro de Proverbios (ya que Agur y Lemuel también contribuyeron con sus escritos) Salomón dejó consejos de buena conciencia, comportamiento, vínculos y otros consejos que hacen del ser humano una mejor persona y un ser más fuerte.

Estos consejos nos ayudan a comprender los pensamientos más profundos y nos enseñan a vivir de una manera más inteligente. Siguiendo estos sabios consejos, con seguridad nos volveremos personas más justas, correctas y honestas (Proverbios 1:1-3).

Pero ¿qué hacer para volvernos más sabios en este mundo donde las influencias negativas cautivan a los más desprevenidos? ¿Cómo ser cautelosos cuando lo que más hacemos es ir más rápido de lo que nos dan los pies, por la fácil tendencia que tenemos a precipitarnos? Y ¿cómo obtener capacidad y alcanzar una mente abierta para las buenas cosas sin dejarnos corromper? Resumiendo, ¿cómo andar a contramano en este mundo y destacarse?

Vamos a algunos consejos:

1 – Tema a Dios (Proverbios 1:7). Este es el primer paso para quien desea tener éxito en la vida.

2 – Escuche lo que su padre le enseña y preste atención a lo que le dice su madre (Proverbios1:8-9). La orientación de los padres perfecciona nuestro carácter, principalmente cuando los respetamos y les obedecemos.

3 – No se deje seducir por lo que dicen los perversos (aquellos que poseen pésimas cualidades morales y que tienen la intención de hacer siempre el mal para perjudicar a los demás… ni siquiera esté con ellos (Proverbios 1:10-15);

4 – No intente lucrar a cualquier precio, ni adquirir ganancias a través de medios ilícitos. Esa actitud termina con la vida de quien practica esto (Proverbios 1:19);

5 – Acepte la corrección de Dios. Él da buenos consejos, y comparta su sabiduría con quien pueda (Proverbios 1:23);

6 – No rechace los consejos de Dios (Proverbios 1:24);

7– No confíe en su sensación de bienestar (Proverbios 1:32). Debemos vigilar siempre, principalmente cuando todo parece estar muy calmo;

8 – De oídos a Dios. Así, usted vivirá seguro, tranquilo y sin temor del mal (Proverbios 1:33).

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *