Consecuencias del uso prolongado del chupón

consecuencias-chupon

Los hábitos como el chupete y la succión del dedo se denominan «hábitos de succión no nutritiva».

Estos hábitos en los primeros años de vida son considerados normales, ya que la succión en una función potente, refleja e instintiva en el recién nacido.

Sin embargo, la succión está programada para ser realizada solo por un tiempo determinado, para luego extinguirse con la aparición de los primeros dientes de leche, y con la consecuente aparición del patrón de alimentación masticador, dejando atrás el patrón succionador.

La necesidad de chupar es diferente en cada niño. Es más difícil erradicar la succión del dedo que la del propio chupete. Las secuelas relacionadas con el hábito prolongado de succión (niños mayores de tres años) se relacionan con maloclusiones, incorrecta relación entre huesos maxilar y mandibular, mordida abierta anterior, mordidas cruzadas posteriores, siendo esta última la más grave.

Lo anteriormente citado también va a variar de acuerdo a los siguientes factores: duración del hábito, frecuencia del mismo, intensidad del mismo, musculatura facial, predisposición genética.

Es preciso que los padres tengan en cuenta los siguientes aspectos: no endulzar los chupetes con alimentos azucarados, como ser la miel, no utilizar los chupetes para dormir (retirarlos una vez que el niño esté dormido, cuidando de cerrar la boca), seleccionar un chupete ortodóncico de silicona (el látex retiene mayor cantidad de bacterias), se debe tratar de ir sacando el chupete alrededor de los dos años; para evitar así malas oclusiones que pueden persistir hasta el recambio de dientes permanentes.

Todo niño que llegado a los tres años siga con el uso de chupetes o en el persista el hábito de succión no nutritiva, debe ser referido al odontólogo para determinar la necesidad de un tratamiento a seguir, a fin de evitar mayores daños esqueléticos al pacientito.

Fuente: http://voces.huffingtonpost.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *