Conviértase en amigo de Dios

amigo310816

“Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies.  La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.”

(Romanos 16:20)

La fe que piensa es atrevida, es violenta, es loca, es sobrenatural. Violenta porque no se conforma en creer en el Dios de Abraham y vivir como Lázaro; violenta porque se rehúsa a creer en el Dios de Moisés y vivir como esclavo de los egipcios; violenta porque rechaza creer en el Dios de Josué y no apoderarse de Sus promesas; violenta porque no admite creer en el Dios de Gedeón, ser llamado hermano y estar sujeto a las humillaciones de los enemigos; violenta porque cree que el Dios de David es el mismo, jamás va a permitir que nuevos Goliat prevalezcan.

Violenta porque si Su Hijo ya despojó los principados y potestades, entonces no admite que estos tengan más dominio; violenta porque violenta mi ser por entero para apoderarme del Reino de los Cielos; violenta porque, a pesar de Ser Él el Dios de la Paz, prometió que aplastaría debajo de nuestros pues a Satanás; violenta porque está permanentemente indignada y en guerra contra las fuerzas de las tinieblas.

La violencia de la fe que razona está contra el mundo y el mundo contra quien la posee. Por eso, quien la posee se constituye amigo de Dios y enemigo del diablo. “Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” (Santiago 4:4)

Y usted, ¿de quién quiere ser amigo?

Si usted quiere aprender más sobre este tema, participe de la reunión de Fortalecimiento Espiritual, que se realiza todos los miércoles en la Universal. Haga clic aquí para buscar la dirección de una iglesia más cercana a usted.

Fuente: Libro “El Pan nuestro para 365 días”, del obispo Edir Macedo

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *