Corazón orgulloso y corazón de apariencia

corazon020317

Corazón Orgulloso

“No sea que digas en tu corazón:“Mi poder y la fuerza de mi mano me han producido esta riqueza.” Deuteronomios 8.17

Toda la tierra pertenencia a Dios, Él es el dueño del oro y de la plata. Todo lo que el hombre usa o adquiere, para su éxito, viene de las Manos de Dios. Cuando el trabajador enriquece, tiene que ver que primero fueron dadas las condiciones por Dios para eso, después sus esfuerzos. No puede tener un corazón orgulloso y creer que fue su fuerza, inteligencia o sus talentos, sino la fuerza de la fe en creer en Dios.

Corazón de Apariencia

“Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, por- que lo he desechado; pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.” (1 Samuel 16.7)

Para Dios el valor de la vida de una persona no está en su apariencia, sino en la intención de su corazón. Él no ve belleza, color o habilidades. Busca pro- fundizar en el alma deseosa en conocer- lo y hacer su Voluntad, que podrá pensar cómo Él, y por la fe, cuidar y bendecir su pueblo con laVerdad que libera.

Sra. Ester Becerra

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *