“Creo que es el amor de mi vida, pero si no funciona, me divorcio y punto”

amor-vida

Disfrutar un fin de semana en un lujoso hotel con su pareja generalmente es algo muy agradable, sin embargo, hay una novedad: desde septiembre está funcionando en Estados Unidos el “hotel del divorcio”. La propuesta es que en un fin de semana usted realice todos los acuerdos para formalizar el trámite de divorcio y cuando se retira del hotel, ya está divorciado. Pero ¿es necesario llegar a eso?

La psicóloga Marisa de Abreu explica que hoy las personas se casan con la idea de separarse y no entienden que toda relación exige dedicación. “No sé si la cultura del mínimo esfuerzo impera, pero deberíamos entender que todo lo que vale la pena da trabajo, tiene que ser cultivado todos los días y cuando surgen problemas, hay muchas otras maneras de lidiar con ellos que simplemente librándose del matrimonio”, afirma la especialista.

Partiendo de la constatación de que la separación está banalizada y de que el número de divorcios aumentan en el país mes tras mes, Renato y Cristiane Cardoso, autores de Matrimonio Blindado, han abordado la importancia de luchar contra las dificultades y, principalmente, que cada uno reconozca sus propios errores en la relación. “Las personas siempre tienen una justificación para sus errores, generalmente culpan a su pareja. Así, los problemas dividen a la pareja y pueden causar la separación”, explicó Renato Cardoso.

Unirse para enfrentar los obstáculos es la mejor estrategia para vencer las dificultades. Así se evita el sufrimiento en la vida amorosa.

Cuando no se acepta el fin

Muchas parejas viven aparentando que son un matrimonio feliz, pero en realidad cuando están solos, las peleas y los malentendidos los hacen protagonistas de una historia muy triste. La falta de diálogo, la traición, la distancia y finalmente el divorcio son instancias que muchos han vivenciado. Las consecuencias para los hijos y para uno mismo son tremendas: depresión, tristeza, llanto, pérdida del amor propio, crisis de nervios, pérdida de autoestima, odio, insomnio, pérdida de rendimiento en el trabajo, entre otros, pasan a ser algo cotidiano.

Ante esta situación, si se pretende luchar para salvar al matrimonio, es necesario actuar con inteligencia y no con los sentimientos. La clave de la recuperación es usar la fe inteligente para cambiar posturas y descubrir su valor. Lo principal es cuidarse e invertir en uno mismo para estar fuerte y decidido, así su pareja notará los cambios y querrá cambiar también.

Algo imprescindible es participar de la Terapia del Amor, encuentro en el que aprenderá a cuidarse y a convertirse en esa persona especial para su pareja. En esta reunión encontrará la armonía, el diálogo y la comprensión que su relación necesita. Nunca es tarde para descubrir el verdadero significado de la palabra amor.

Todos los jueves a las 3 pm y 7 pm te esperamos en la Terapia del amor, en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *