Cuando el problema son sus excusas

excusas

¿Cree que las dificultades de la vida solo recaen sobre usted y, por eso, siempre tiene excusas en la punta de la lengua para no avanzar y progresar? Entonces, usted debe conocer la historia de Wilma Glodean Rudolph (foto de arriba).

Ella fue una atleta estadounidense, portadora de poliomielitis en la infancia, que, a causa de la insistencia y ayuda de su madre, se transformó en una mujer muy exitosa en el deporte, y conquistó tres medallas de oro como corredora en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

No piense que la vida de Wilma fue de facilidades, pero, ella tenía dos caminos: quejarse continuamente del problema y de las consecuencias, o luchar y levantarse contra las cosas negativas, creyendo en el cambio. Así, a los 12 años ella comenzó a caminar con normalidad.

Note que si Wilma y su familia estuvieran aferradas al pasado, al diagnóstico y a las dificultades enfrentadas, jamás hubieran tenido un futuro brillante en los años siguientes.

Y usted, ¿no estará viviendo situaciones parecidas, (no necesariamente iguales a las de Wilma), y ha permitido que las mismas dominen su vida?

Reflexione sobre esto y, para revertir esta situación, participe del Progreso Económico, todos los lunes en la Universal ubicada en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto, a las 7 am, 10 am, 12 m, 3 pm y 7 pm.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *