Cuando los problemas son mayores que usted

losproblemasmayores

El día a día de la mayoría de las mujeres está repleto de desafíos. Con una lista de problemas extensa, la “guerrera” necesita lidiar con crisis y presiones en el trabajo, en casa, con la familia, en los estudios, con nuevos proyectos y mucho más. La pregunta que queda es: ¿cómo encargarse de todo sin perder el enfoque y desesperarse? La coach Bibianna Teodori explica que para que eso suceda es necesario tener una cualidad llamada resiliencia. “La resiliencia se basa en la forma como encaramos y respondemos a los contratiempos de la vida. Es un concepto que viene de la física y se refiere a la capacidad que algunos materiales tienen de acumular energía cuando son sometidos a presión, absorber el impacto y volver al estado original sin deformación, como si fueran un elástico. En el comportamiento humano, es la habilidad de superar adversidades sin ser afectado por ellas de modo negativo y permanente”, explica.

Esta es la teoría. Sin embargo, en la práctica, ¿cómo podemos aplicar este concepto? Un ejemplo simple, pero que todos enfrentan, es pasar por una dificultad al principio del día (como encontrarse con mucho tránsito o perder el ómnibus y llegar atrasado a la empresa) y pensar que a causa de eso todo su día será malo. En vez de ser negativa, enojarse y decretar que su día será pésimo, tenga resiliencia, sea racional y enfóquese en el lado positivo. Piense que fue solo un contratiempo, que eso no va a alterar su día y que esos problemas no son mayores que usted.

La especialista añade otras cualidades que marcan la diferencia en el momento de enfrentar las contrariedades del día a día. “La resiliencia no es rechazar o ignorar las emociones negativas, sino solo no permitir que lo controlen a usted. Desarrolle el autocontrol, mantenga el enfoque en el futuro y despréndase del pasado. Préstele atención a sus necesidades y a las de quien está a su alrededor. Y, finalmente, para mantener la motivación, luche por sus sueños y objetivos. Quien trabaja por sus ideales no tiene tiempo para llorar los rencores”, dice.

Otro punto importante que debe ser tomado en cuenta es que las épocas de crisis ofrecen oportunidades. Usted puede y debe sacar provecho de las situaciones difíciles para crecer y desarrollarse como profesional, madre, hija, esposa, amiga y mujer.

Sabiendo esto, comience a moverse, invierta en usted misma y conviértase en una persona con resiliencia y mejor en todos los aspectos de su vida.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *