Cuidado con la estrategia de Satanás

estrategia080917

¿Usted sabía que Satanás (el diablo, Lucifer) fue un querubín de Dios? Es verdad. Muchas personas no lo saben, pero hubo un momento en el que él servía al Señor, así como los demás ángeles.

La Biblia dice que él fue ungido y establecido en el monte santo (Ezequiel 28.14). Entonces, usted puede preguntarse: “¿Por qué él se volvió malo?” Sucede que, en algún momento de su existencia, él dejó la iniquidad entrar en su corazón, y por causa de eso, se volvió orgulloso, envidioso y se reveló contra Dios.

Como la Biblia observa:

 “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.” Isaías 14.13:14

Entonces, para hacer funcionar su plan de dominación, el diablo decidió convencer a un grupo de ángeles a que lo siguieran. Como narra el Texto Sagrado, hubo una guerra en el Cielo y Satanás fue expulsado, juntamente con sus ángeles – que ahora son demonios (Apocalipsis 12.7-9).

La misma estrategia de convencimiento

Tal vez usted se pregunte: “¿Por qué aquellos ángeles decidieron seguir a Lucifer?”

Los ángeles, así como los seres humanos, no saben todas las cosas y no pueden estar en todos los lugares al mismo tiempo – un poder que solo Dios tiene.

Entonces, probablemente, el diablo se aprovechó de este hecho y comenzó a desparramar historias, hablar mal del Altísimo, y “hacerles chismerío” a los demás ángeles. Y ellos, que antes tenían buenos ojos hacia el Señor, ahora Lo miraban con malicia. Permitieron que sus corazones se volvieran sucios.

A pesar de haber sido expulsado por ese motivo del Reino de los Cielos, Satanás aún desea establecer su reino sobre los seres. Y el abordaje que él utiliza para lograr eso continúa siendo el mismo: inventa y distorsiona historias para corromper el corazón de las personas y hacer que ellas se posicionen en contra de Dios.

Es por eso que la Biblia orienta:

“pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?” Mateo 6.23

Por lo tanto, cuide su alma y manténgase alerta para no caer en el engaño del diablo. Fortalezca su fe y participe de los encuentros que ocurren diariamente en una Universal más cercana a usted.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *