¡Cuidado que viene de lo Alto!

cuidado

¡Hay momentos y situaciones en nuestras vidas que colaboran para que las preocupaciones y ansiedades reinen en el lugar de la paz! Y pensamos como resolver esas situaciones que muchas de las veces nos afligen, y por vivir en aquel sentimiento negativo no conseguimos ver más allá.

«Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El os exalte a su debido tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.»    ‭‭(1 Pedro‬ ‭5:6-7‬ ‭)‬‬

Humillarse delante de Dios significa reconocer que nada consigue sin su ayuda. Es llevar hasta Él sus dolores, miedos, traumas, problemas que le han hecho tan frágil.

Lanzarse es desapegarse,es confiar que Él está controlando y ahí sí tendremos su cuidado, su fuerza, Paz. Esa es la verdadera alegría que todo cristiano que vive en obediencia a Dios tiene: la certeza de su cuidado, de su amor, y de que no está sólo.

Usted que está leyendo este mensaje, crea que no está sólo, Dios ha visto su vida y también ha visto sus reacciones. Humíllese delante de Él, reconozca todo lo que ha cargado dentro de sí, láncese en el Altar y crea, use la fe inteligente.

Vamos adelante y medite en estas palabras:

Reconocer;
Ser sincera;
Humillarse;
Lanzarse, o sea, estar lista para sacrificar.

Y la respuesta que necesita llegará. ¡Confíe!

Viviane Freitas

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *