¿De quién es la culpa?

laculpa
A veces usted necesita reconocer que cometió un error, que tomó una decisión equivocada, y que ahora es demasiado tarde para arreglarlo. Simplemente, es mucho más fácil culpar a alguien, principalmente a Dios.¿Por qué Dios permitió que eso sucediese conmigo?

Pero, la realidad es que Dios no hizo lo que usted hizo. No fue Dios quién decidió ir adelante con esa decisión equivocada y, por lo tanto, no fue Dios quién trajo para sí las consecuencias de la misma.

Yo ya tomé una decisión equivocada y pagué un alto precio por eso. No es fácil admitirlo. Sin embargo, es mucho más simple. Mientras que las personas intentan culpar a alguien, entender o explicar lo que pasó; las cosas se vuelven más tristes y complejas.

Admitir que usted se equivocó es también ser corajuda y sabia, ya que una vez que lo admite, aprende y evita equivocarse de la misma manera de nuevo.

Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *