Del arroz con caraotas al caviar

arroz-caraota

¡Cuando el tema es Servir nos encontramos con varias situaciones a nuestro alrededor que nos hacen reflexionar sobre si somos realmente hospitalarias!

¡Percibo que la mayoría de las personas piensan que con solamente recibir bien a una visita son o se convierten en un ejemplo de hospitalidad!
Pero en realidad, para mí, todo comienza en su intención de hacer algo por alguien. Lo fundamental en la hospitalidad es servir desde el “arroz con caraotas (porotos/frijoles) hasta el caviar”…

Paso a explicar: No importa si la persona va a hablar bien de nosotros, si vamos a obtener algo a cambio,  si nuestro huésped es uno de los “grandes” o si él es “pequeño”. Eso no tiene ninguna importancia… ¡el placer en servirlos tiene que ser igual! No debemos hacer jamás ningún tipo de diferencia, pues es exactamente eso lo que las personas perciben: ¡De qué manera las sirve usted!

A veces usted tiene todo en su debido lugar, está todo limpiecito…pero, ¿usted haría lo mismo por alguien que, a los ojos humanos, no le beneficiaría en nada?

Aquí va mi consejo de esta semana: ¡Qué sabroso es un arroz con caraotas recién hecho, y qué sabroso es un caviar con pan tostado y perejil!

No hay diferencia, ¿no? Lo importante es que sean hechos con mucho amor y sean servidos de la misma manera…

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *